Banco España
Margarita Delgado, subgobernadora del Banco de España

Tras 162 años de historia, el Banco de España (BdE) nombraba en 2018 a su primera mujer subgobernadora: Margarita Delgado. Desde que Ramón Santillán ocupara el puesto de gobernador, allá por 1856, y tras 70 hombres relevándolo en el cargo, la impresión es que la institución afincada junto a la fuente de la diosa Cibeles es un feudo donde el género masculino gana por goleada al femenino. Nada más lejos de la realidad.

“Los sistemas de selección y de carrera profesional en el Banco garantizan que se incorporan a la institución los mejores profesionales, con independencia de su género y promocionan a posiciones más cualificadas y directivas por sus méritos y capacidades, respetándose siempre el principio de igualdad”, apuntan desde el Banco de España.

Su Reglamento Interno, en concreto su artículo 18, dice que “el personal del BdE será seleccionado respetando los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad”. Y eso se traduce en que, en la actualidad, la composición de su plantilla sea del 50% en ambos géneros. En concreto, y a 31 de octubre de 2018, de los 3.170 empleados, 1.576 son mujeres. Es decir, un 49,7%.

Un porcentaje que se dispara hasta el 60% si se pone el ‘punto de mira’ en el Consejo de Gobierno. Porque seis de los diez miembros son mujeres: Margarita Delgado, Carmen Alonso, Paz Andrés, Nuria Mas, Soledad Núñez y Ana Martínez-Pina. Paz Andrés y Soledad Núñez accedieron al cargo tras dos reales decretos del Gobierno. Los otros cuatro miembros son el gobernador, Pablo Hernández de Cos, Rafael Castejón, Fernando Eguidazu y Carlos San Basilio.

Casi el 40% de las directivas del BdE son mujeres, un porcentaje que solo comparten Bankinter y CaixaBank

Si comparamos ese porcentaje con el de los seis principales bancos españoles, nos encontramos con que las diferencias son más que notables. Así, en el Consejo de Administración de Bankia la presencia femenina se queda en un minúsculo 16,6% (sólo dos mujeres entre una docena de miembros: Laura González Molero y Eva Castillo).

Una desigualdad que también es patente en Banco Sabadell ya que sólo cuenta con tres mujeres (Aurora Catá, María José García Beato y María Teresa García-Milà) entre 15 consejeros. Es decir, el 20%. A continuación, BBVA, que tiene cuatro mujeres (Belén Garijo, Lourdes Máiz, Ana Peralta, y Susana Rodríguez Vidarte) en un consejo de 15 personas (26,6%).

Lejos del Banco de España también están CaixaBank, con un porcentaje del 27,8% (Natalia Aznárez, María Teresa Bassons, María Verónica Fisas, María Amparo Moraleda y Koro Usarraga), Bankinter con un 30% (María Dolores Dancausa, María Teresa Pulido y Teresa Martín-Retortillo) y Santander con un 33,3% (Ana Botín, Homaira Akbari, Sol Daurella, Esther Giménez-Salinas y Belén Romana).

Según la Ley de Sociedades de Capital o del Código del Buen Gobierno, la representación femenina en el Ibex debería situarse en el 30%. Tanto en las entidades financieras, como en el resto de compañías, ninguna compañía supera las cinco consejeras. Según un estudio realizado por la Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras (EJE&CON) y Atrevia, las mujeres componen el 23,5% de los consejos de administración del Ibex (110 de 469 personas), el 13,6% de los comités de dirección (69 de 507 personas), el 8,8% de las presidencias (3 de 34 personas) y apenas el 3,7% de los consejeros/as delegados/as (1 de 27 personas).

EL BANCO DE ESPAÑA Y LAS MUJERES DIRECTIVAS

Con el fin de estrechar porcentajes en lo referente a diversidad de género e igualdad de oportunidades, las entidades financieras están llevando a la práctica lo que se conoce como la regla de Rooney. Es decir, que en cada proceso de selección de puestos directivos es obligatorio que haya mujeres entre los últimos candidatos. Así lo hacen CaixaBank, Santander, BBVA, y Sabadell.

¿En el Banco de España? No ha sido necesario. “En la práctica totalidad de los procesos internos para la cobertura de posiciones directivas participan mujeres, obteniendo el nombramiento en la posición directiva el 37% de las ocasiones, en 2017, y el 48% hasta el 31 de octubre de 2018”, apuntan desde el BdE.

Una tendencia creciente que sigue al alza. Así, a finales de diciembre de 2015, de las 344 posiciones directivas del BdE, 111 eran ocupadas por mujeres. Es decir, el 32,27%. A 31 de octubre de 2018, son 384 las posiciones directivas existentes, de las que 147 son ocupadas por mujeres. Se trata de un 38,28%.

Mutua Madrileña

Mutua Madrileña y Generali regatean la presencia de mujeres en puestos directivos

El sector asegurador no se define por la amplia presencia de mujeres en puestos directivos. Es más, dos compañías como Generali y Mutua Madrileña no cuentan con ninguna mujer en sus respectivos consejos de administración.

Si comparamos ese porcentaje con el de los bancos anteriormente reseñados, solamente Bankinter (con un 40%) y CaixaBank (con el 39,6%) están ligeramente por encima del BdE. Claramente por debajo están Bankia (33%), BBVA (con el 23%), y Santander y Sabadell (ambos con el 20%).

El gol de la honrilla para las entidades financieras es que, fuera de los consejos de administración, en la plantilla, la presencia femenina es ligeramente superior en las entidades financieras del Ibex. Así, el 56% del total de la plantilla en Sabadell son mujeres; en Santander, el 55%; en Bankia y BBVA, el 54%; el 53,7 en CaixaBank; y, en Bankinter, el 51%. En el BdE hablamos del 49,7%.

Durante 2018 (hasta finales de octubre), en los procesos de selección de empleados fijos del Banco de España se presentaron un 48% de mujeres y un 52% de hombres, mientras que en los procesos temporales fueron las mujeres quienes más participaron (56%) frente al 44% de los hombres.

Comentarios