audi
Foto: Krisztian Bocsi para Bloomberg.

La marca automovilística Audi, perteneciente al grupo Volkswagen, pagará una multa de 800 millones de euros para poner fin a la investigación de la fiscalía alemana sobre el engaño del fabricante de vehículos sobre la regulación de emisiones.

La multa que Audi ha aceptado y no apelará consiste en el pago de 5 millones de euros por las infracciones reglamentarias que cometió la compañía. Por su parte, el monto restante, 795 millones de euros, corresponde a un reembolso de los beneficios económicos como resultado de las trampas, según ha asegurado Audi este martes en un comunicado. La investigación realizada por los fiscales de Munich (Alemania) apuntó a los motores diésel V6 y V8.

Sin embargo, la bolsa ha reaccionado bien a esta noticia. Las acciones de Volkswagen suben cerca de un 3% este martes en el parqué de Frankfurt. A pesar de que tanto Audi como su matriz han aceptado que la multa afectaría a su desempeño financiero este año. Aun así, en lo que va de año sus acciones han bajado más de un 10%.

aston martin

Aston Martin, crónica de un fracaso anunciado

No siempre es bueno valorarse al alza. A veces, es mejor ser precavido y tratar de establecer tu precio acorde con lo que realmente...

El acuerdo concluye una larga investigación de la trampa deliberada de Volkswagen para eludir la regulación de emisiones de diésel. El ‘dieselgate’ se descubrió en 2015. Desde entonces, el fabricante de automóviles ha luchado para superar el escándalo. El expresidente ejecutivo de Audi, Rupert Stadler, ha estado bajo custodia desde junio después de presuntamente haber manipulado a un testigo en la investigación.

MOTORES DE AUDI, PORSCHE Y VOLKSWAGEN

El acuerdo cubre aproximadamente 5 millones de automóviles vendidos en Europa y en Estados Unidos desde 2004 hasta 2018. Consisten en motores V6 y V8 utilizados en las marcas Audi, Volkswagen y Porshce, así como en los tipos de motores EA 189 y 288 empleados en los modelos Audi.

Las investigaciones contra los individuos, incluido el anterior CEO, Stadler, no están afectadas por el acuerdo, según han señalado los fiscales de Munich en unas declaraciones.

Por Christoph Rauwald para Bloomberg

Comentarios