Audi
Foto: Krisztian Bocsi para Bloomberg.

Las compañías automovilísticas lo tienen claro. Deben adaptarse al mercado cambiante para sobrevivir. El coche eléctrico ya es una realidad y en el futuro será, probablemente, la única opción. Por eso, muchas marcas han optado por anticiparse a lo que viene. Audi no se queda atrás. La firma alemana, perteneciente al grupo Volkswagen, invertirá en los próximos cinco años 14.000 millones de euros en movilidad eléctrica, digitalización y conducción autónoma. Unos gastos anticipados que hipotecarán a una empresa que busca la rentabilidad futura.

Apostar todo al rojo parece la única opción posible. Audi está acelerando su realineación con altas inversiones en temas orientados al futuro. A partir de 2019 hasta finales de 2023, la compañía planea unos gastos anticipados de 14.000 millones de euros en movilidad eléctrica. Esto incluye inversiones en propiedades, plantas y equipos. Además, también gastará en investigación y desarrollo.

Pero el porvenir de Audi es mucho más ambicioso. La marca proyecta unos gastos totales para este periodo de cinco años de hasta 40.000 millones de euros. Todo ello para tratar de llegar antes que nadie al vehículo del futuro. Además, parece que la firma de los cuatro aros se lo puede permitir. En 2017, la empresa obtuvo un beneficio neto de 3.479 millones de euros. Esto supuso un incremento del 68,4%. Entre otros datos, la cifra de negocio de la marca ascendió hasta 60.128 millones el pasado ejercicio. En lo que va de año, Audi ganó 2.600 millones, un 13,6% menos.

Matriculaciones

La incertidumbre económica lastra las matriculaciones de vehículos

En economía, pocas cosas hay peores que la incertidumbre. Y últimamente a España le sobra. Esto se plasma en las matriculaciones de vehículos. En...

“Esta ronda de planificación tiene una firma clara. Estamos adoptando un enfoque muy sistemático hacia la movilidad eléctrica y estaremos mucho más enfocados en el futuro. Constantemente estamos priorizando nuestros recursos hacia productos y servicios orientados al futuro que son altamente atractivos y relevantes para el mercado”, ha asegurado el presidente del consejo de administración de Audi, Bram Schot.

A partir del Audi e-tron, el primer SUV totalmente eléctrico de la marca, la compañía lanzará varios modelos eléctricos en los próximos años. En 2025, Audi contará con cerca de 20 modelos electrificados, de los cuales, la mitad será 100% eléctrico. Al mismo tiempo, la marca está impulsando la digitalización de sus automóviles y plantas.

Para ello, Audi está expandiendo su modelo de negocio con nuevos servicios digitales como “funciones bajo demanda”. De esta manera, la proporción del gasto total para temas futuros aumentará significativamente durante el período de planificación. Especialmente en la segunda mitad de sus previsiones.

AUDI SE ALÍA CON PORSCHE

Las sinergias del grupo Volkswagen continúan aumentando. También en lo relativo a la movilidad eléctrica. Por este sentido, Audi está desarrollando junto con Porche una nueva plataforma eléctrica ‘premium’ para vehículos eléctricos grandes. Asimismo, el kit de accionamiento eléctrico modular está siendo realizado junto con la marca Volkswagen.

Audi pretende financiar todas estas inversiones mediante sus propios recursos. De esta manera, la marca está llevando a cabo su plan de transformación, que augura que generará un efecto positivo en sus cuentas de más de 1.000 millones de euros este año, “contrarrestando la carga financiera de los altos gastos anticipados”.

Además de transferir recursos a áreas del futuro, el plan de Audi tiene como objetivo reducir la complejidad, así como utilizar las sinergias de manera sistemática e identificar y suspender actividades que ya no son relevantes para los clientes.

FIAT SE UNE AL RETO

Audi no es la única compañía que recientemente ha anunciado grandes inversiones en el coche eléctrico. El grupo FCA (Fiat Chrysler Automobiles) también ha informado esta semana de sus planes. La compañía invertirá en Italia en tres años más de 5.000 millones de euros, como ya adelantó MERCA2 a finales de noviembre. Está previsto que su gasto en Europa supere los 8.000 millones. “Las inversiones se centrarán en los motores eléctricos e híbridos”.

FCA lanzará 13 modelos en el Viejo Continente completamente nuevos o rediseñados durante el periodo 2019-2021. Además, desarrollará nuevas soluciones de motores “con un enfoque significativo en Tecnologías híbridas y eléctricas”.

Reyes Maroto

Reyes Maroto: la ministra que tira la piedra y esconde la mano

Que los miembros del Gobierno se contradigan entre sí es una práctica que se está poniendo muy de moda. Pero a veces este modo...

“En los próximos meses, lazaremos programas de capacitación para empleados centrados en tecnologías híbridas y eléctricas. Estoy convencido de que, junto con nuestra fuerza laboral, lograremos implementar estos nuevos y emocionantes programas en el mercado”, ha destacado el director de Operaciones para la región de EMEA de FCA, Pietro Gorlier.

EL COCHE ELÉCTRICO EN ESPAÑA

Todas estas iniciativas son para adaptarse al futuro. Porque está claro que el presente dista mucho de la movilidad eléctrica. En lo que va de año, se han matriculado en España 11.332 vehículos eléctricos. Esto supone un 52% más que en 2017. Sin embargo, apenas representa el 0,9% del total de turismos y todoterrenos vendidos en el mercado nacional.

Los datos de la Asociación de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) no son buenos. Cabe destacar que, en noviembre, las entregas de automóviles eléctricos subieron un 80%, con 1.352 unidades. No obstante, la mitad de las ventas se registró en Madrid.

Por su parte, si sumamos las matriculaciones de vehículos híbridos y eléctricos, en los primeros 11 meses de 2018 se han vendido 81.403 unidades, un 39% más. Algo más de un 6,6% del total de vehículos entregados en España.

Comentarios