El Atlético de Madrid no tendrá Metro al comienzo de la Liga.
Imagen en el Wanda Metropolitano.

Malas noticias para el Atlético de Madrid. Los aficionados del equipo rojiblanco no podrán ir en Metro al Wanda Metropolitano, durante al menos las dos primeras jornadas de la Liga Santander -tampoco al partido amistoso contra el Inter de Milán este sábado-. Las obras para adecuar la línea 7B terminan el 15 de septiembre, fecha que coincide con la segunda fecha del campeonato liguero.

La renovación de Griezmann, la permanencia de Oblak, el ilusionante fichaje de Thomas Lemar… Este verano, el Atlético de Madrid ha trabajado para que sus seguidores acudan en masa a su feudo, el Wanda Metropolitano. Pero, ¡cuidado! Porque la hinchada rojiblanca deberá de buscar alternativas para llegar al estadio. No toda, pero sí la que reside en el Corredor del Henares, que tendrá que utilizar el vehículo privado o los autobuses interurbanos para llegar hasta las inmediaciones del Wanda.

La incapacidad de llegar al estadio no será sino una consecuencia de las obras que desde el 16 de junio tienen lugar en la línea 7B del Metro de Madrid. En una nota de prensa, la empresa comunicaba el motivo del cierre del tramo y la reapertura del mismo fijado para el próximo 15 de septiembre. Los trabajos afectan al tramo que discurre entre las estaciones de Hospital del Henares y Estadio Metropolitano.

metro

Metro, Alsa y Renfe abandonan al trabajador en agosto

Menos coches y autobuses, líneas cerradas, escaleras en mantenimiento, pero el mismo precio del billete para los usuarios -hasta 131 euros-. Esta es la...

Estas obras en la línea 7B permitirán completar las actuaciones de impermeabilización del túnel. Para ello, se aplicara una solución más contundente que evite las filtraciones de agua en algunos puntos de la línea. Así, se van a reparar e impermeabilizar todos los elementos afectados en pozos de ventilación y bombeo, además de las dovelas que forman el túnel y que se han visto afectadas por estas filtraciones. Metro también aprovechará para realizar el desatranco y reparación de algunos tramos del sistema de drenaje subterráneo.

“Para minimizar las molestias a los usuarios, se llevan a cabo en los meses de verano, cuando se registra una menor demanda de viajeros”, afirmaba la empresa en la nota de prensa. Además, con el afán de reducir las incomodidades de la obra, Metro también informaba de un servicio sustitutivo de autobuses, que realizan el recorrido completo del tramo cortado, con paradas en la ubicación de las estaciones afectadas.

Lo cierto es que no es la primera vez que el Atlético de Madrid tiene problemas con el Metro y sus reformas. De hecho, la Comunidad de Madrid había proyectado estas obras para este otoño 2018, una fecha que sin lugar a duda resultaba muy perjudicial para el equipo de la capital. De haberse iniciado en ese momento el club hubiera notado una merma de afluencia importante a su propio estado.

Al final, el entonces consejero de Transporte, Pedro Rollán, y la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, decidieron posponer las obras hasta el 16 de julio para no causar más problemas de movilidad de los que ya tenía la nueva casa del Atlético de Madrid.

Con todo y con esto, la realidad es que por mucho que se hayan atrasado los trabajos de reforma, lo prematura del calendario de la Liga ha atropellado al Metro y a la Comunidad de Madrid. El club presidido por Enrique Cerezo jugará su primer partido de la competición doméstica el día 22 de septiembre contra el Rayo Vallecano. Para esa fecha, los aficionados del Corredor del Henares deberán utilizar el transporte sustitutivo o escoger el vehículo privado para llegar hasta el Wanda.

Metro, Alsa y Renfe abandonan al trabajador en agosto.

Metrosur, una chapuza difícil de solucionar este verano

El 23 de junio fue la fecha elegida por la Comunidad de Madrid para iniciar las obras de mejora de Metrosur, cuyo coste asciende...

El problema puede verse agravado el próximo 15 de septiembre. Ese sábado el atlético volverá a jugar en el su estadio contra el Eibar. Por su parte, Metro anuncia la finalización de las obras para ese mismo día, pero no especifica si ya está operativo el tramo en ese momento. Por este motivo, la reforma podría afectar también a la cuarta jornada de Liga (segunda en el Wanda).

De todos modos, los cortes en esta línea no son nuevos. La Comunidad cerró de urgencia de urgencia las tres últimas estaciones de esta línea en el mes de noviembre del año 2015 después de que aparecieran grietas en algunos edificios cercanos.

NUEVO ACCESO DESDE LA M-40

Estos problemas con el Metro de Madrid coinciden en el tiempo con la inauguración de una nuevo acceso al estadio. De hecho. este miércoles han finalizado las obras de la nueva entrada desde la M-40, que desemboca en la avenida Luis Aragonés. Una nueva entrada al barrio que bien podría estrenarse ya en el partido amistoso del próximo 11 de agosto frente al Inter de Milán. Esta apertura puede resultar clave para minimizar los problemas que pueda causar el cierre del tramo 7B del Metro.

Con esto el Atlético habrá concluido la fase I, el conjunto de mejoras que asumió y costeó. El club espera la apertura para ese día 11, pero también, como los vecinos de la zona, aguarda a que el Ayuntamiento encare y ponga en marcha la segunda fase de intervenciones, responsabilidad del consistorio. Aunque todo puede cambiar tras la resolución del TSJM sobre la propiedad de los terrenos del Wanda.