Barcelona

Durante los últimos años España se ha beneficiado de los ataques terroristas que se han perpetrado en otros países. Según Exceltur, nuestro país ha recibido cerca de un millón de los turistas prestados procedentes de los dos millones de visitantes que han perdido destinos como Túnez, Egipto y Turquía en 2015. La cuantía aumentó hasta los casi cuatro millones en 2016. Estos turistas se repartieron entre Baleares, Canarias y Barcelona. Esta última vio aumentar su volumen en más de 360.000 visitas. Primero, España fue el ‘refugio’ de millones de turistas. El atentado de la pasada semana puede perjudicar, y mucho, al turismo de la Ciudad Condal.

Barcelona podría perder millones de turistas en los próximos meses, al igual que ha pasado en otros destinos. En 2015, los turistas en Turquía cayeron un 10%; en Túnez casi un 20%; y en Francia un 8%. De hecho, en 2016 se cancelaron 1,5 millones de reservas en París motivadas por los ataques sufridos a finales del año anterior. Sin embargo, el país más perjudicado ha sido Egipto. La llegada de turistas cayó un 46% en 2015.

Hay muchos efectos que aproximan de cuánto puede ser la caída. Un informe de la Federación de Empresas de Bélgica cuantificó en 2.400 millones de euros el coste de los atentados terroristas en París y Bruselas en términos turísticos. En cuanto al empleo, los atentados destruyeron 9.500 puestos de trabajo.

El ataque ahora a Barcelona puede perjudicar gravemente a la ciudad y al conjunto de la economía española. El pasado año nuestro país recibió 75 millones de turistas y se espera superar los 84 millones este año. De ellos, el 13% viajaron a Cataluña. Se trata de la comunidad que más turistas extranjeros recibe, según la Estadística de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur).

El turismo supone el 11% del PIB de España y el 13% del empleo. Es decir, que entre hostelería, transporte y otros negocios relacionados con el sector da trabajo a 2,3 millones de personas.

¿En qué se nota que son turistas prestados? Según Exceltur, se cuantifican en que vienen menos tiempo y también gastan menos. Hace unos meses el vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda, advirtió que esa afluencia prestada se queda menos tiempo y gasta menos. De hecho, el ingreso medio por turista extranjero ha caído un siete por ciento.

El PIB turístico en países atacados por el terrorismo CRECE a LA mitad de ritmo

Todavía es pronto para cuantificar el impacto económico que tendrá la región, pero los ejemplos de otras zonas nos dan una aproximación. Instituciones como el International Security Observatory en España o el Institute for Economics and Peace en Australia han señalado que la aportación del turismo al PIB creció casi cuatro puntos entre 2008 y 2014 en los países que no habían vivido un ataque terrorista. Por la contra, aquellos en los que sí atacó el terrorismo, la aportación turística se limitó a casi la mitad, el dos por ciento.

Las empresas también se verán afectadas. Todo el sector turístico saldrá mal parado de los ataques a Barcelona. Los primeros efectos efectos ya se han notado en la bolsa. IAG cayó un 0,1% y Meliá un 0,29% a la apertura del parqué.

Los operadores cambiarán los destinos

En sus viajes, los turistas buscan seguridad. Como es normal, viajar a un destino que está en el punto de mira de los grupos terroristas es un riesgo que no se recomienda. Parece macabro, pero a Barcelona esos turistas prestados le vinieron como anillo al dedo.

La inestabilidad en Turquía, Túnez y Egipto llevó a los operadores a aumentar los paquetes con destino España. Ahora serán otros los posibles beneficiados. La Organización Mundial del Turismo cuantifica en un 4% el aumento del número de turistas a nivel mundial. El pasado año, la cifra en nuestro país creció 10 puntos.

turismofobia

La turismofobia no es un tema baladí y hay mucho (dinero) en juego

La turismofobia está empezando a surgir en un año en el que se va a alcanzar un nuevo récord de turistas extranjeros.

No todos los ataques o sucesos tienen las mismas repercusiones. Sin embargo, según un estudio de World Travel & Tourism Conuncil (WTTC), se necesita una media de 13 meses para recuperar las cifras de visitantes del antes del suceso. Que sea más o menos depende del momento y el contexto en el que se provocan los ataques y de las medidas que se toman a posteriori. Aun así, el efecto rebote podría ser inminente. Italia y Croacia son los dos destinos de sol y playa que podrían atraer en los próximos años estos millones de turistas prestados.

Comentarios