Felipe VI

Con el paso de los años todos nos quedamos con un grupo muy reducido de amigos, esos en los que podemos confiar pase lo que pase y en los que tenemos una fe ciega. Pues al igual que todos nosotros, el Rey Felipe VI también tenía un grupo de amigos en los que confiaba, pero que, desgraciadamente, han ido desapareciendo desde que Letizia llegó a la Casa Real.

Hoy en día, el Rey Felipe VI tan solo cuenta con un amigo de confianza, Álvaro Fuster. El resto se ha evaporado como el agua debido a la llegada de Letizia. Claro está que no toda la culpa la tuvo ella. Algunos de los amigos de Felipe le pusieron el nombre de La Chacha, por lo que Letizia, al final, terminó vengándose.

Javier López Madrid, el ‘compiyogui’ de Letizia y Felipe VI

Aunque la relación de amistad con Javier López Madrid ya no existe, sí que es cierto que fue una de las personas más cercanas en la vida privada del Rey Felipe VI. Tras su imputación, tanto la Reina Letizia como Felipe VI tuvieron que eliminar de su agenda el número de Javier, especialmente después de que salieran a la luz algunos mensajes que Letizia y Felipe le habían mandado animándolo.

Ana Patricia Botín, Rodrigo Rato y Lorenzo Mendoza eran algunos de los nombres que resonaban en el grupo. Es más, fue en la mansión de Lorenzo Mendoza donde los entonces príncipes celebraron su ‘despedida de soltero’ en el año 2004. Esta noticia saltó a los medios cuando se descubrió que revisaron el equipaje tanto de Felipe como de Letizia en su escala a Miami.

Eso sí, hay que añadir que la relación entre Javier López Madrid y Doña Letizia no fue siempre demasiado buena. “Al principio no la podían ni ver. Son bastante clasistas. ¿Casarse con la nieta de un taxista? Ella tampoco los soportaba“, aseguró una fuente muy cercana a Letizia. Pero poco a poco se dieron cuenta de que tenían en común mucho más de lo que imaginaban.