Apple
Tim Cook durante una presentación | David Paul Morris/Bloomberg

Algo se está moviendo en Apple. La compañía se enfrenta, quizás por primera vez a nivel importante, a sus primeros problemas para hacer crecer el negocio después de casi 20 años de crecimiento ininterrumpido. El hecho de que sea una situación anómala para Apple no quita que, en realidad, sea una fase más por la que transitan todas las empresas del mundo, aunque con dos salvedades: la primera, es que por notoriedad la firma dirigida por Tim Cook no es una más (hablamos de la mayor empresa del mundo) por lo que cada paso que da se monitoriza. En segundo lugar, el importante volumen de dinero que tiene.

Con todo ello, el aumento de efectivo que ha ido atesorando la compañía (supera los 66.000 millones de dólares entre caja e inversiones a corto plazo sin contar otras partidas) siempre se ha convertido en una base sobre la que sustentar distintos escenarios en los que la firma de Cuppertino saldría de compras. Aunque ahora la situación se ha tornado todavía más interesante, ya que el cerebro que ha estado detrás de todas las compras que ha llevado a cabo la compañía, Adrian Perica, ya tiene un asiento junto a Cook. Un movimiento que para los analistas de Bloomberg sugiere que el gigante “está más centrado en adquisiciones”.

El ascenso de Perica tiene muchas particularidades, pero en concreto la más importante es que ahora reportara su trabajo al propio Tim Cook sustituyendo a Luca Maestri, CTO de la empresa. Dicho de otra manera, Cook se ha asegurado de tener contacto permanente con el hombre que decide que empresas compra Apple y cuáles no, por lo que es normal que los rumores de que Apple podría salir con fuerza a adquirir empresas se ha disparado.

Un movimiento que para los analistas de Bloomberg sugiere que el gigante “está más centrado en adquisiciones”

Aunque desde Bloomberg van más allá, y señalan que el nombramiento podría venir causado por las peticiones de analistas y firmas de inversión de Wall Street (incluidos los propios accionistas de la firma) para que Apple considere realizar adquisiciones más grandes que en años anteriores. En los últimos años, la firma de Cuppertino ha ido realizando pequeñas adquisiciones (todas supervisadas por Perica), pero lejos de suponer grandes desembolsos, una situación que los analistas prevén que cambie.

Además, el movimiento se produce en un momento en el que el buque insignia de la compañía, el iPhone, ha empezado a hacer aguas y los productos que lo deben complementar (cómo los iPads o los Mac) también presentan problemas. Lo anterior, lleva a que los inversores demanden más movimiento, más allá de los anuncios a largo plazo que ha realizado, para servir de sostén a los ingresos hasta que otras vías de negocio se desarrollen.

DE GOLDMAN SACHS A APPLE

Perica no es un directivo más de Apple, sin hacer mucho ruido una década en la firma y sus decisiones han servido para expandir la firma por diversos mercados. El nuevo líder de Apple tiene experiencia en el ejército, se licenció en la Academia Militar de Estados Unidos (en West Point, el mismo lugar recóndito en el que se crio Shaquille  O’Neal) y más tarde hizo un MBA en el prestigioso Massachusetts Institute of Tecnnology. Aunque antes de iniciar su carrera en la firma de Cuppertino trabajó para Deloitte y Goldman Sachs.

Haasting llega a España en mitad de los rumores sobre subidas de precios de Netflix

- Su majestad Felipe VI, ¿usted utiliza Netflix?- No solo lo uso, Reed, sino que me declaro un gran seguidor de 'Paquita Salas’. De...

“Él ha supervisado la integración exitosa de tecnologías vitales y nuevas empresas en hardware, software y servicios”, explicó Apple en relación a su ascenso. Además, el propio Perica fue el artífice principal en el acuerdo cerrado entre Apple con Beats, en el que la firma de la manzana invirtió 1.000 millones en 2016, junto a otro gran número de pequeñas compras.

“Perica es conocido por permanecer bajo el radar y fuera del centro de atención cuando se trata de los acuerdos de Apple, pero destacó durante el acuerdo con la compañía de auriculares Beats. En ese momento, dicha adquisición fue el acuerdo más grande que Apple había hecho y Perica fue una parte providencial”, concluyen en Bloomberg sobre uno de los nuevos pesos pesados en Apple.