Aotec

En la eterna dualidad de las dos Españas, también hay un efecto parecido en el sector de las telecomunicaciones. Por un lado los mediáticos y tradicionales operadores, con su nueva televisión, sus ofertas agresivas y sus problemas de atención al cliente. Y por otro, los operadores locales, pequeñas empresas que han sabido mantenerse rentables y dinámicas en época de vacas flacas.

Y es que el sector telecos anda solo regular. Aunque existe un grupo de empresas de ámbito local y regional que han sabido hacer de la necesidad virtud. Todo ello con un escenario regulatorio que en demasiadas ocasiones favorece a los grandes.

Por este motivo, la asociación de pequeños operadores locales (Aotec) ha presentado este jueves en Madrid un estudio para poner de manifiesto el impacto económico y social que tienen estas empresas. En concreto, en un encuentro con la prensa, la organización destaca que ahora mismo se trata de un sector con una cuota de mercado del 2,95% y unos ingresos de explotación de unos 760 millones de euros anuales, que ha evolucionado aumentando el empleo un 33% en cinco años hasta las 6.000 personas.

El crecimiento del sector ha incrementado sus ingresos en un 45%

Son cifras que aporta el ‘Análisis y diagnóstico económico-financiero sectorial de operadores de telecomunicaciones y servicios de internet’ que evalúa la evolución del sector de las telecomunicaciones en el periodo 2012-2016. Ha sido realizado por la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT).

Entre algunos de los datos más destacados cabe señalar que el crecimiento del sector ha incrementado sus ingresos en un 45% frente a la bajada del 10% en el caso de los operadores nacionales y regionales. También refleja la fortaleza de estas empresas en aspectos como la inversión, ya que las pymes destinaron a la adquisición y mejora de sus activos un total de 766,2 millones en el último año de estudio, con un incremento del 21% durante el periodo objeto de análisis, un punto más que la media del resto de operadores.

Respecto a la evolución del valor añadido bruto -la riqueza generada por la actividad de una empresa- los operadores locales lograron un aumento del 35,46%, pasando de los 188 millones de 2012 a los 255 millones en 2016. Esto contrasta con la caída generalizada en el sector, de un 17%. En cuanto a la rentabilidad financiera, las pymes tecnológicas se situaron en el tercer lugar en el conjunto de las operadoras, con un 10%.

LA REGULACIÓN QUE SIEMPRE FAVORECE AL MISMO

Pero no solo de cifras vive el segmento de los operadores locales. Pese a su tamaño, también son competencia de los grandes operadores nacionales. Por eso quieren que la regulación sea justa, igualitaria, pero que tenga en consideración que no siempre todos compiten en las mismas condiciones.

Por eso, el presidente de Aotec, Antonio García, ha expresado su rechazo frontal al proyecto de normativa que cambia la forma de otorgar las ayudas del Programa de Extensión de la Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA), pasando del ámbito municipal al provincial, lo que “discrimina” a los operadores locales dejándolos fuera, primando a las grandes empresas.

García ha pedido al Gobierno que reflexione y dé marcha atrás en esta normativa, recordando que en la actualidad España está a la cabeza de Europa en banda ancha con un sistema de ayudas basado en los municipios.  En su opinión, no tiene sentido cambiarlo y  privar a la ciudadanía de la posibilidad de que una operador local llegue a su población.

Los operadores locales no quieren ventajas, solo igualdad en las condiciones para competir

El representante de los operadores locales ha reivindicado que las pymes de teleco son “las más eficiente con el dinero público”, esgrimiendo los datos del Gobierno central , tal como revelan los datos del propio Ministerio de Economía y Empresa, para señalar que el coste de cablear una unidad inmobiliaria por un operador local es de 62,40 euros de media frente a los 171,99 euros de los operadores regionales y nacionales.

El presidente de Aaotec confía en que la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) se pronuncie en contra de esta modificación de la normativa, que vetará a las pymes en los incentivos, de modo que tendrán que expandirse únicamente financiándose con sus medios, compitiendo con las grandes empresas reciben incentivos estatales.

En este sentido, también ha recordado que el proyecto de normativa mantiene la condición de que los incentivos sean proporcionales a las inversiones de los tres últimos años, impidiendo que las pymes puedan obtener financiación suficiente si se plantearan siquiera la posibilidad de convertirse en operadores provinciales.