productos
Amazon no regula la comercialización de productos violentos y extremistas.

Amazon no se salva de la polémica. La compañía que lidera el ranking de las marcas más valiosas del mundo y que se ha convertido en la mayor plataforma de comercio online, vende todo tipo de productos en su web desde maletas, cámaras fotográficas y ordenadores hasta material más delicado, como banderas franquistas o trajes de oficial nazi.

Con tan sólo teclear la palabra “Francisco Franco”, nos encontramos con más de 1.000 resultados y 16 páginas de productos. Entre todos ellos podemos encontrar libros sobre el régimen franquista –unos meramente históricos y otros apologísticos- y también productos de más difícil justificación como banderas, chapas, tazas, camisetas, pines e incluso una copia del testamento del dictador.

Productos de la web de Amazon.

Asimismo, también se pueden comprar productos de otras ideologías fascistas como la bandera de la República Social Italiana de Mussolini, o bustos del ‘Duce’. En el caso del régimen nazi es mucho más complicado encontrar productos con su enseña oficial, pero sí que se pueden comprar, por ejemplo, disfraces con la apariencia de uniformes de generales nazis.

De esta forma, parece que la ideología nazi está mucho más perseguida que otras que todavía existen hoy en día y que también poseen un carácter violento y racista como es el caso del Klux Klan.

Uno de los productos más criticados por los clientes es una prótesis para el cuello que simulaba el ahorcamiento con una soga, recreando la práctica de linchamiento utilizada por la supremacía blanca estadounidense tras prohibirse la esclavitud.

REGULACIÓN DE LOS PRODUCTOS

Por su parte, en el caso de la web española de Amazon, en las directrices que se pueden consultar en internet se especifica que “aquello que consideramos ofensivo es, probamente, lo que usted puede esperar que lo sea”. Amazon en España “se reserva el derecho a determinar si los artículos vendidos en nuestra página web son adecuados” y añade “le rogamos que tenga en cuenta a toda nuestra comunidad internacional de clientes”.

En el caso de Alemania, es ilegal exhibir símbolos nazis a menos que se trate de un contexto artístico o se utilice para criticar el Holocausto. Además, se castiga con penas que van desde multas a tres años de prisión, a diferencia de España en donde la venta de estos productos no es ilegal.

MERCA2 se puso en contacto con Amazon pero la compañía no quiso contestar a las preguntas formuladas por este diario.