Amadeus

Los acuerdos de Amadeus y Sabre con aerolíneas y agencias de viajes están siendo investigados por los reguladores antimonopolio de la Unión Europea, quienes creen que estos pactos podrían suponen un aumento de los precios de los billetes.

La Comisión Europea inició una investigación formal sobre los dos sistemas de reserva de viajes. Al parecer, las condiciones de los acuerdos de Amadeus y Sabre podrían evitar que las aerolíneas y agencias de viajes utilicen servicios alternativos de venta de billetes e impidan que nuevas empresas entren en el mercado. Esto podría “aumentar los costes de distribución para las aerolíneas, que en última instancia se trasladan a los precios de los billetes pagados por los consumidores”, apuntan.

iberia

Renfe se enzarza con Iberia por la llegada del AVE a Barajas

Desde hace años, el sector aéreo reclama la conexión entre los dos principales aeropuertos españoles (El Prat y Barajas) y el AVE. Hace una semana...

La investigación podría favorecer a las aerolíneas que intentan reducir la dependencia de intermediarios en la distribución de billetes. Deutsche Lufthansa AG anunció una tasa adicional a las reservas mediante terceras partes en 2015. Lufthansa está ofreciendo tarifas económicas más bajas para los pasajeros que reservan directamente con la compañía o con socios conectados directamente, evitando Amadeus y Sabre.

Desde el 1 de noviembre del año pasado Iberia y el resto de aerolíneas del holding IAG aplican un recargo de 9,5 por cada billete reservado a través de un GDS, como Amadeus.  Estos son sistemas de distribución global que usan las agencias de viajes para reservar billetes aéreos. Es decir, el recargo lo sufre el consumidor que compra en una agencia de viajes, no el que lo hace a través de la web de la compañía aérea.

Y desde el 1 de abril el grupo Air France-KLM ha comenzado a cobrar a las agencias de viajes un recargo de 11 euros por reservar a través de GDS. Según la aerolínea, “este recargo cubrirá la diferencia de coste entre el modelo de los GDS y los costes equivalentes observados en la venta directa a través de Air France-KLM”. Donde no se aplicará es la web de la aerolínea, así como aeropuertos o centros de información. Dando, de esta forma, prioridad a sus canales de venta.

Comentarios