Ikea

A pesar de que los muebles de Ikea son de lo más barato que hay en el mercado, o al menos en algunas ocasiones, es cierto que no siempre ha jugado limpio y que han existido algunas ocasiones en las que la empresa ha estado en el punto de mira. Algunas veces nos hemos sentido engañados con la empresa sueca o, peor, decepcionados.

A continuación vamos a contar algunas de esas veces que nos hemos sentido engañados, decepcionados o traicionados por Ikea. ¿Quieres saber cuáles han sido estos momentos? Pues no te lo pierdas a continuación.

1Las albóndigas de Ikea hechas con carne de caballo

Aunque los expertos señalan que la carne de caballo es de las más saludables que existen, incluso más que las que comemos normalmente, todos queremos saber qué estamos comiendo en cada momento y eso parece que a Ikea le dio igual, o al menos durante un tiempo.

Ikea vendía albóndigas de caballo, pero las vendía como albóndigas de pollo. Entre los ingredientes de las albóndigas se encontraba la carne de caballo, aunque no se veía especificado en la lista. Este caso generó una gran polémica que afectó notablemente a Ikea, especialmente a su restaurante. Nadie quería comer las famosas albóndigas de la marca sueca que tanto gustaban.

La empresa pidió perdón por lo sucedido y reformuló los ingredientes de las albóndigas. Hoy en día se siguen vendiendo sin carne de caballo. Además, han añadido las albóndigas veganas a su repertorio.

Anterior