“Ha habido quien se ha avergonzado de España”. Así ha defendido el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, el llamado “patrotismo cívico” que asegura defender su partido. Aguado asegura que su identidad no es nacionalista, una que conduce a la exclusión y el frentismo, sino “defender a tu país sin complejos”.

Es una de los opiniones que ha expresado Ignacio Aguado en el desayuno informativo, convocado por The Experience Club – Casino Gran Vía, que se retransmite por Click Radio y Radio Paterna y cuenta con el apoyo del grupo Lopesan.

 Madrid sin acuerdo

 “El Acuerdo de investidura en la Comunidad de Madrid no está vigente”. Aguado considera que su acuerdo era con Cifuentes y que dicho acuerdo no continua con el recién elegido, Ángel Garrido.

El portavoz de Ciudadanos, lo consideró un presidente interino. “No le pedimos ninguna medida; seremos leales, pero no cómplices”, reiteró Aguado que redujo en todo momento el valor de la investidura del nuevo presidente al que no reconoció valor político: “no fue votado por los ciudadanos”.

 Sobre el futuro de Madrid, señaló que su partido se prepara para ganar las elecciones municipales y autonómicas de 2019. Para ello, aseguró, disponen tanto de una importante estructura territorial como de candidatos y candidatas formados.

Se mostró favorable, además, a la política de selección de currículo apuntada por su partido: “nuestro objetivo es abrir el partido a personas con talento, aunque “las primarias serán las que decidan” si hay gente nueva que nos pueda ayudar.

Expectativas y viejos partidos

Zaplana fue el último pretexto para la reflexión del líder ciudadano sobre “las oxidadas maquinarias de los viejos partidos”, a los que reprochó entender la política como un “tiovivo”, donde lo que importa no es en que se viaja, sino no bajarse”. Considera que las personas capaces de reformar España que militan en esos partidos pueden encontrar en Ciudadanos el espacio “para desarrollar su talento”.

Considera evidente la descomposición del Partido Popular y no cree que el hecho de que las detenciones procedan de la época de Aznar pueda perjudicar a su partido, a pesar de los piropos que el expresidente suele dirigir a Ciudadanos. “No existe entre nosotros ninguna relación”.

Respecto a las expectativas electorales de su partido, reconoció que hay que tener “cuidado con las encuestas. No te puedes fiar. Pero cuando son muchas las que te anuncian una victoria eso implica responsabilidad y trabajo”.

Preguntado por la situación de un posible candidato del PP a Madrid (Casado) con problemas de investigación de curriculum, considera que el líder popular debe “explicar lo que está saliendo sobre él”.

Aguado, que definió a su formación política como un partido de “centro, reformista, liberal y progresista”, señaló que la transversalidad no hace que los votos de Ciudadanos y Podemos sean intercambiables. “Podemos quiere la ruptura; nosotros queremos la reforma:  no todo es malo, España merece ser reformada”