Aena

Los ingresos comerciales se han convertido en toda una obsesión para Aena. En 2018, han alcanzado 1.162,4 millones de euros, lo que supone un incremento del 9,6% respecto al año anterior. Pero no son suficientes. El gestor quiere que los pasajeros gasten más. De hecho, su gran apuesta por el duty free no ha terminado de despegar como esperaba por culpa de los viajeros low cost y el Brexit.

Los ingresos de las tiendas libres de impuestos crecieron en 2018 un 2,9% (318.046 millones de euros) con respecto a 2017 y representan el 27,8% de los ingresos de la actividad comercial de Aena. En los 46 aeropuertos españoles se reparten 86 puntos de venta (76 locales y diez Buy Byes), que ocupan una superficie total aproximada de 44.400m metros cuadrados. Son gestionados por la empresa Dufry con el nombre comercial de World Duty Free Group (WDFG), a través de los contratos suscritos con Aena distribuidos en tres lotes cuya fecha de finalización es el 20 de octubre de 2020.

Air Europa

El Gobierno da un plazo a Air Europa para presentar un plan en Venezuela

La situación en Venezuela se recrudece con el cierre del espacio aéreo el pasado 21 de febrero para vuelos no comerciales. La compañía aérea...

Durante 2018, Dufry en colaboración con Aena, puso en marcha un proyecto en cinco aeropuertos piloto (T2 de Barcelona-El Prat, Málaga-Costa del Sol, Alicante-Elche, Gran Canaria y Bilbao) con el fin identificar acciones para optimizar su desempeño comercial. Asimismo, Dufry ha llevado a cabo acciones de marketing y de mejora de superficies para reforzar las ventas y la oferta en las tiendas de los aeropuertos. Todo ello para relanzar las tiendas libres de impuestos y conseguir atraer a un mayor número de pasajeros.

También ha adaptado la oferta de tiendas libres de impuestos en las nuevas zonas no Schengen, reforzando la presencia de marcas demandadas por los pasajeros rusos y británicos. Asimismo, está previsto que la tienda libre de impuestos del nuevo aeropuerto de la Región de Murcia esté operativa durante el primer trimestre de 2019 tras las obras de remodelación del local.

Aena
Ingresos comerciales ordinarios de Aena en 2018.

Pero los resultados del duty free no están siendo satisfactorios. Aunque siga siendo la principal fuente de ingresos comerciales, su crecimiento está casi estancado. Destaca especialmente la evolución de las ventas en los negocios operados en propio, servicios VIP y aparcamientos con crecimientos del 56,5% y del 8,9%, respectivamente. La restauración (+14,3%) y las tiendas (+16,1%) también tiran de este crecimiento.

A pesar de ello, dentro del Plan Estratégico 2018-2021 Aena espera que los ingresos en las tiendas libres de impuestos se eleven hasta los 341,3 millones de euros en 2019, pero vuelvan a descender a los 319 millones de euros en 2020 (el contrato actualmente en vigor finaliza en octubre de ese año). Es decir, que vuelva a niveles de 2018.

Previsión de los ingresos comerciales de Aena.

CULPA DEL ‘LOW COST’

Los ingresos comerciales totales (1.162,4 millones de euros) se han visto lastrados, principalmente, “por el aumento en el mix de tráfico de los pasajeros de bajo coste con menor propensión al gasto, así como el Brexit y la devaluación de la libra”, según la empresa pública.

Si bien es cierto, España es un país que recibe un gran volumen de pasajeros de compañías aéreas de bajo coste, un perfil que, por lo general, gasta menos dinero en los aeropuertos. De los 263,7 millones de pasajeros que pasaron en 2018 por la red de aeropuertos de España, 146,2 millones proceden del low cost.

A nivel unitario, el ratio de ingresos comerciales por pasajero se situó en 4,34 euros, un 3% superior al del mismo periodo de 2017 (4,21 euros). En esta ratio se engloban los ingresos de las actividades comerciales dentro del terminal y los procedentes de los aparcamientos, excluyendo los ingresos por servicios inmobiliarios que forman un segmento de negocio diferenciado.

Por otro lado, una de las razones que se esconden detrás de esta obsesión del gestor es el intento de contrarrestar los problemas de tráfico. “Se trata de una medida defensiva para contrarrestar la desaceleración en el tráfico de pasajeros en los aeropuertos de Aena en 2018 (desde ritmos de 9%-11% en los primeros meses del año a 6%-3% en los más recientes)”, según un informe emitido por Bankinter tras la publicación de los resultados del tercer trimestre de Aena. El tráfico en 2018 creció un 5,8%.

El gestor aeroportuario mejoró en todos sus indicadores y ganó 1.327 millones de euros en 2018, un 7,8% más respecto al año anterior.