Adolfo Domínguez
Foto: GTRES

Adolfo Domínguez se encuentra cada vez más lejos del pozo al que parecía condenado. Las cuentas mejoran y los inversores empiezan a confiar en la rentabilidad de la compañía textil gallega. Así, la gestora Euroagentes ha adquirido 280.954 acciones de la compañía de moda, lo que representa un 3,029% del capital total de Adolfo Domínguez.

La razón, según apuntan desde la gestora a este medio, es que confían en la reestructuración del equipo gestor, dirigido actualmente por Adriana Domínguez. La empresa de moda, tras encadenar una década de números rojos, cerró los primeros nueve meses de su ejercicio fiscal con unas pérdidas de 3,2 millones, lo que significa una reducción a menos de la mitad del resultado negativo del mismo período del ejercicio anterior.

En un intento de saneamiento, Adolfo Domínguez ha reestructurado la gestión de la compañía, lo que ha provocado el cierre de tiendas físicas, un incremento de la rentabilidad (es decir, más facturación por establecimiento) y una renovación del equipo gestor y consejo de administración. Así, sus ventas comparables a tipo de cambio constante se han incrementado un 26,2% respecto al mismo período de 2016.

Adolfo Domínguez ha reestructurado la gestión de la compañía

Según apuntan desde Euroagentes, “con Adriana Domínguez al frente, los cambios en el equipo gestor, los despidos y la reducción de los números negativos, creemos que hay motivos suficientes para apostar por la recuperación de la compañía. Pensamos  que gracias a estas acciones saldrán de los números rojos, y que merece la pena apostar por ellos”.

REESTRUCTURACIÓN DE LA GESTIÓN

Por otro lado, a pesar de las caídas “leves” de las ventas, Adolfo Domínguez mejoró en 46 millones su margen bruto respecto a 2017. El ebitda es negativo por valor de 1,1 millones de euros, pero representa una notable recuperación respecto a los 4,1 millones del mismo período del año anterior.

El vuelco en la red de establecimientos también ha permitido mejorar la rentabilidad de la textil gallega. Con mayor impacto a nivel internacional (el 52% de las 396 tiendas de su red comercial se sitúan fuera de España), Adolfo Domínguez acumula 3,5 millones de euros en caja, lo que representa un 160% más que hace un año.

Además, la empresa dirigida por Adriana Domínguez se ha situado entre las compañías más alcistas de la bolsa española con una capitalización de 68.829 miles de euros y un precio de adquisición de 7,42 euros. De hecho, según ACOTEX, su crecimiento se sitúa 4 puntos por encima de la media del sector en los once primeros meses de 2018.

CIERRES DE TIENDAS Y DESPIDOS

2017 fue un mal año para la compañía, pero el nombramiento de Adriana Domínguez, la hija mayor del fundador, ha supuesto una recuperación de la marca. La compañía ha incorporado tres mujeres más en su Consejo en un solo año. “Los cambios en la dirección de la empresa se han realizado en línea con la transformación de la compañía, que pretende potenciar el marketing y el desarrollo de finanzas y nuevas tecnologías”, según apunta su página web.

Adriana Domínguez ha conseguido sanear parcialmente las cuentas de la empresa gallega. Fue nombrada Consejera Delegada de la compañía tras el cese de Estanislao Carpio. Bajo su dirección, se han llevado a cabo acciones como el cierre de 35 tiendas, la eliminación de 56 puntos de venta (de 472 a 416) y los despidos de medio centenar de empleados.

Por todas estas razones, desde la gestora creen que “la marca saldrá de números rojos próximamente y se producirá un incremento del valor de las acciones. Pensamos que será mucho más rentable en un futuro, y queremos apostar por ello”.