La franja del access prime-time, franja que va entre el informativo y el plato estrella de la noche, se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para Telecinco. Es paradójico este hecho, ya que la cadena principal de Mediaset “inventó” la franja cuando sus Informativos concluían a las 21;30. Mauricio Carlotti en su día y Paolo Vasile después pusieron en pie proyectos como El informal, los resúmenes de Gran Hermano y espacios de skeches como Cámera Café o Escenas de matrimonio. 

Las clásicas “matrimoniadas” sorprendieron tanto al personal, con capítulos por encima de los seis millones de espectadores, que el prime-time se retrasó hasta las 22;30 horas y Telecinco marcaba la pauta del comienzo del prime-time. Pero estas tiras cómicas acabaron y Pablo Motos se fue haciendo poco a poco un hueco, en primer lugar en Cuatro y desde 2010 en Antena 3. Y El hormiguero ha ido ganando adeptos poco a poco, dejando de ser un espacio alternativo entre humorístico y científico hasta convertirse en el gran show de la televisión. 

El hormiguero se ha convertido en un quebradero de cabeza para Telecinco

Motos y sus hormigas reciben cada noche a las estrellas más deslumbrantes del panorama nacional e internacional, gracias a las cuales ronda los tres millones de espectadores diarios y un 15% de share. Esta especie de nuevo ¿Qué apostamos?, concurso donde los famosos asistían atónitos al comprobar cómo una grúa derribaba a una catedral de palillos, consigue de forma habitual el premio del “minuto más visto del día”, hecho que le repercute positivamente a su target comercial. 

El hormiguero es hoy en día el formato favorito para los anunciantes (de hecho es el programa que más eventos comerciales acoge) y Telecinco ha dejado de mirarlo con desdén, Vasile se siente culpable de no haberle igualado la oferta de la competencia en 2010, para preguntarse qué hacer ante este éxito. Durante años Mediaset ha intentado frenar a su rival con previos de sus series, avances de sus entrevistas o mejores momentos de sus talents-shows. Pero hoy en día este parche no sirve y Mediaset baraja varios proyectos para frenar la avalancha.

Telecinco ha intentado frenar a las hormigas con varios parches, pero podría estar preparando un nuevo formato para intentar competir en el access prime-time

Pero el access prime-time no es solo cosa de Motos: Javier Cárdenas se ha ido haciendo un hueco con su Hora Punta en TVE, donde intenta competir con 40.000 euros diarios con entrevistas a personajes menores, vídeos de Youtube e imágenes del archivo de TVE. Wyoming también sube la audiencia de La Sexta con el informativo más ácido de nuestra televisión, El Intermedio. Y hasta Cuatro parece haber cubierto con garantías con Sobera el hueco de Motos, tras años en el desierto donde tan solo Juanra Bonet y Gym Tony habían logrado hacerle sombra de forma efímera.

Pero no solo las grandes cadenas hacen su agosto en esta franja; las nuevas TDT también se disparan en este horario y algunos de los programas emitidos en el access prime-time son lo más visto de sus respectivos canales: Gym Tony (FDF), Cazamariposas (Divinity), Vino el amor (Nova), Los Simpson (Neox), CSI (Energy), Restaurante indiscreto (Mega), ¿Cómo lo hacen? (DMax), Bob Esponja (Clan), Allí abajo (Atreseries), Menuda pareja (DKiss) o Empeños en Beverly Hills (TEN). Como ven, Telecinco parece ser que es la única cadena que no aprovecha este filón y por eso ha perdido el liderazgo del prime-time en favor de Antena 3, pese a contar el mes pasado con el lastre de formatos como Pulsaciones, Top Chef o Casados a primera vista, que difícilmente serán renovados.

Comentarios