Hochtief

La filial alemana de ACS, Hochtief, ha registrado un beneficio neto de 279 millones de euros en el primer semestre de 2019. Esta cantidad supone un crecimiento del 21,3% respecto al mismo periodo del año anterior, gracias a la participación en Abertis y las ganancias obtenidas en diferentes áreas de negocio, según ha informado la entidad.

Las cuentas semestrales de la firma del grupo que preside Florentino Pérez incluyen una contribución de 52 millones de euros por la participación del 20% que tomó en Abertis.

ACS

ACS y FCC se adjudican 501 M€ en Perú con las obras del metro de Lima

ACS Y FCC, a través de un consorcio, han levantado 501 millones de euros en Perú con la mayor colocación de bonos...

No obstante, Hochtief asegura que el crecimiento de su beneficio también se ve impulsado por el incremento de las ganancias operativas de todos sus negocios.

La cifra de negocio de la constructora germana progresó un 4% entre enero y junio, hasta sumar 12.009 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) aumentó un 16,9%, hasta los 909 millones.

En la primera mitad del año, la filial alemana de ACS, de la que a su vez es filial la australiana Cimic, logró nuevos contratos por valor de 14.600 millones de euros.

De esta forma, a junio presenta una cartera de proyectos de obra pendientes de ejecutar por 49.400 millones de euros, volumen un 9% superior al de un año antes.

Hochtief aspira a seguir engrosando este listado de proyectos. Para ello, asegura tener avistados proyectos por los que sopesará competir que suman 600.000 millones y se emplazan en sus mercados estratégicos, esto es Norteamérica, Europa y la zona de Asia-Pacífico.

En el plano financiero, la compañía alemana cerró este periodo con una posición neta de caja de 1.300 millones de euros.

CONFIRMA PREVISIONES ANUALES

Ante estos resultados, la firma germana que dirige Marcelino Fernández Verdes, el también consejero delegado de ACS y presidente de Abertis, ratifica sus previsiones para el conjunto del año.

Estas proyecciones pasan por cerrar el ejercicio con un beneficio de entre 640 y 680 millones de euros, lo que supondrá un incremento del entre el 22% y el 30%, respectivamente, respecto a 2018.

La compañía sustenta el cumplimiento de esta previsión en “la sólida cartera de obras” y las “favorables perspectivas de negocio de todas sus divisiones”, según indicó Fernández Verdes a través de un comunicado.