Abanca
De izquierda a derecha: Francisco Botas, consejero delegado de Abanca, Juan Carlos Escotet Rodríguez, presidente de Abanca, y Alberto de Francisco, director general de Finanzas de Abanca, durante la presentación de los resultados anuales de 2018 de la entidad financiera.

Abanca obtuvo un beneficio neto de 430 millones de euros en 2018, un 17,3% más que en 2017, lo que representa el mejor ejercicio en términos económicos de su trayectoria en un año de crecimiento orgánico.

El año estuvo marcado para la entidad gallega por los movimientos corporativos y su expansión internacional. Por un lado, resultó ganadora en el proceso de venta de la unidad de banca de particulares de Deutsche Bank´s Private & Commercial Client Portugal. No comunicó el precio de la operación. Por otro, el noviembre compró Banco Caixa Geral por 364 millones de euros. Por último, en diciembre puso en funcionamiento su nueva oficina en Miami.

De esta manera, Abanca incrementó el volumen de negocio hasta los 69.123 millones de euros sin tener en cuenta las operaciones corporativas. La próxima incorporación de Deutsche Bank Portugal y Banco Caixa Geral España en las cuentas aumentará la cifra de negocio hasta el entorno de los 82.700 millones de euros, han comunicado la compañía. Los ingresos recurrentes (margen básico) reforzaron su peso creciente en la cuenta de resultados al aumentar un 9,5% en el ejercicio y alcanzar los 720,9 millones de euros. El resultado obtenido por el banco en 2018 se traduce en una ratio de rentabilidad ROTE del 11,4%.

CaixaBank

Así es la guerra psicológica entre CaixaBank y sus sindicatos

Tercer round en el combate dialéctico y psicológico entre sindicatos y negociadores de CaixaBank por la reestructuración que ha planteado el banco y conlleva...

El margen de intereses creció en un 11,5%. Tres cuartas partes de este incremento correspondieron a la actividad minorista, cuya aportación aumentó de manera sostenida por la buena gestión de precios y el dinamismo comercial. Los ingresos por servicios mostraron la misma tendencia positiva, con un crecimiento del 3,8% hasta los 176,2 millones de euros. Dentro de esta línea el banco destacó la aportación del negocio de productos de valor añadido (los seguros, planes de pensiones y fondos de inversión), que creció un 9,7%.

El banco gallego ha destacado su “fortaleza comercial en el negocio bancario y de seguros”. La entidad reforzó su base clientes con un incremento del 12% en el número de nóminas domiciliadas, mientras que el número de nuevos clientes con seguros avanzó un 13%. Este crecimiento se produjo en paralelo a una significativa mejora de la calidad del activo. Los saldos dudosos se redujeron en un 29% y la tasa de morosidad quedó situada en el 3,6%.

Las inversiones en digitalización y tecnología están siendo un pilar destacado en la creciente generación de ingresos recurrentes, según Abanca. El intenso programa de inversiones en capacidades comerciales, optimización de procesos y canales de venta permite incrementos significativos en la productividad de los gestores comerciales, manteniendo estables los gastos de administración. El canal digital ha sido el que absorbe mayor crecimiento protagonizando ya el 56,5% de las transacciones totales tras crecer un 18,7% en 2018.

El crédito a la clientela aumentó un 6,2% en 2018, hasta un nivel de 29.286 millones de euros. Especialmente intensa fue la actividad con el colectivo de pymes y autónomos, que recibieron en 2018 un total de 2.076 millones de euros en nuevas formalizaciones de crédito, 950 millones de euros más que en 2017. El banco gallego ha hecho especial hincapié durante la presentación de resultados en el crecimiento de las formalizaciones de hipotecas de primera vivienda, cifrado en un 11,3% mientras que las operaciones de crédito al consumo aumentaron un 15,2%.

La entidad dispone de una liquidez de 11.364 millones de euros entre capacidad de emisión de cédulas y activos líquidos, permitiendo estos últimos cubrir más del doble de los vencimientos previstos de emisiones. Por otra parte, la ratio de financiación neta estable NSFR se situó en el 127% y la ratio de cobertura de liquidez LCR en el 191%, cumpliendo con los requisitos regulatorios.