jueves, 6 octubre 2022 3:29

Bruselas prepara una intervención de emergencia en el mercado eléctrico europeo

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha anunciado que el modelo energético actual tiene los días contados y que es necesario reorganizarlo para hacer frente a la escalada de precios y la crisis del gas ruso.

Hace un año la factura de la luz se disparó y unos pocos meses después empezó la guerra en Ucrania, lo que provocó cambios considerables en términos de seguridad, geopolíticos y energéticos. A esto se suma ahora la inflación, que en julio marcó un récord en la zona euro al situarse en el 8,9%. La energía es uno de los principales problemas a los que se enfrenta Europa este otoño, sobre todo por la dependencia del gas ruso.

Ante esta situación, Bruselas ha marcado como fecha máxima el 2026 para “descolgarse” de la energía rusa, pero será difícil sustituir esa importación en el mercado internacional. Se ha convocado una reunión de emergencia para el próximo 9 de septiembre entre los 27 ministros de Energía para debatir el “decoupling”, es decir, la vía para desligar el precio de la luz del coste del gas. España ya se adelantó a esto desacoplando el precio del combustible con la “excepción ibérica”, aunque el precio de la luz todavía está desbocado en nuestro país.


- Publicidad -