domingo, 14 agosto 2022 8:30

Buenaventura socava la credibilidad de la CNMV con Lleida.net

La CNMV hace un flaco favor a los inversores minoristas de Lleida.net en comparación con la actuación que está siguiendo de cerca en Indra. La Comisión Nacional del Mercado de Valores insiste en calificar como “accionistas individuales” al fondo de Banco Santander, Cántabro Catalana, y la Sociedad Estatal de Participaciones Individuales (SEPI) pese a que en los registros oficiales contaban como “accionistas de referencia” en la firma tecnológica catalana antes de realizar la escandalosa venta masiva. De hecho, Lleida.net denunció ante la CNMV el pasado mes de abril la posible operación concertada de los dos accionistas, que contaban entonces con una participación conjunta del 14% del capital.

Dos meses después el regulador trató de silenciar la denuncia pública de Lleida.net a través de un hecho relevante. La CNMV exigió el borrado de esta información al asesor registrado de Lleida.net, entonces GVC Gaesco. Sin embargo, la información se mantiene en el perfil del BME Growth.

El propio presidente de la CNMV, Rodrigo Buenaventura, en el encuentro anual de la APIE en la ciudad de Santander, afirmó que tanto la SEPI como el fondo de Banco Santander, con un consejero en la cúpula de Lleida.net, eran “accionistas particulares”. Sus declaraciones sobre el caso de Lleida.net contrastan con las formas en el caso de Indra, al que se le ha requerido la oportuna información para explicar el cese de cinco consejeros.

LA CNMV EXIGE INFORMACIÓN A INDRA, PERO NO LO HIZO CON BANCO SANTANDER EN LLEIDA.NET

El regulador trata de indagar ahora si existió una acción concertada en el Consejo de una cotizada. En concreto, las dudas se centran sobre Amber Capital, con apenas el 3% del capital de Indra, que aparece como accionista de referencia en los registros. Para el caso de Lleida.net, la CNMV les define como “accionistas particulares”, una doble vara de medir que no sólo socava la credibilidad del regulador, sino que, además, muestra como hay accionistas de primera y de cuarta. Asimismo, cabe recordar que la propia CNMV no realizó requerimiento alguno al fondo de Banco Santander ni tampoco a la SEPI por esta venta masiva de acciones de la cotizada catalana.

La compañía catalana, en pro de la máxima transparencia en este caso, dio a conocer a inicios de junio las órdenes de venta de títulos de Lleida.net por parte de Cántabro Catalana (Banco Santander) y la SEPI entre octubre de 2020 y marzo de 2021. Es prácticamente la misma denuncia que se presentó ante el regulador en abril de este mismo año. Buenaventura redirigió a los afectados a la Fiscalía por si hubiera delito alguno.

EL REGULADOR, EL IBEX 35 Y LLEIDA.NET

Asimismo, la actuación de la CNMV ha sido la de prohibir a la cotizada catalana utilizar los hechos relevantes para defender los intereses de los accionistas y de la compañía. Esta falta de transparencia socava la credibilidad no sólo de la propia Bolsa sino también de la actuación del regulador, que aseguró por activa y por pasiva a MERCA2 que no tenía competencia alguna sobre el BME Growth.

La CNMV dice defender los intereses de los minoritarios en Indra, mientras apunta a Lleida.net por denunciar acciones concertadas en el mercado

Con el caso del cese de los consejeros de Indra, una maniobra perfectamente legal, según fuentes jurídicas y directivos de empresas consultadas por este medio, la CNMV en cambio ha puesto el grito en el cielo, al menos por la boca. Habrá que esperar si finalmente hay requerimiento a Indra o se indaga en el asunto. Un cambio de parecer que mina la credibilidad del propio regulador al tratar a los accionistas minoritarios de primera y de cuarta regional.

Rodrigo Buenaventura, presidente de la CNMV

Y es que, a tenor de los acontecimientos y desmentidos de la propia CNMV, el regulador ha mostrado una doble vara de medir. Valen más los accionistas de Indra que los de 3.000 de Lleida.net. Si bien, hay un abismo entre ambas empresas a nivel empresarial, el regulador debe hacer prevalecer la misma ley para todos y no actuar de forma distinta dependiendo del nombre de la empresa.

Y es que, los inversores no entienden aún este proceder y cambio de opinión del regulador. Con Lleida.net, se han escudado en que la presunta investigación solo se hace constar una vez que haya un fallo firme por la vía administrativa. Por el caso de Indra, la CNMV se ha rasgado las vestiduras en público. Habrá que ver qué harán de despachos para dentro.

LA CNMV ADVIERTE A LA SEPI

Buenaventura criticó las presuntas malas formas del Gobierno para mantener el control de Indra. Según las fuentes consultadas por este medio, estos despidos se realizaron de una forma quirúrgica, aplicando el reglamento existente. “¿Desde cuándo no hay pactos de socios fuera y dentro de un consejo de Administración?”, han reflexionado estas fuentes.

“Los acuerdos están a la orden del día y más cuando hay un trabajo negociador detrás”, han apuntado. Si bien, uno de los consejeros salientes de Indra ha asegurado que el fondo Amber Capital manejaba supuestamente información exclusiva del consejo al dar una serie de pistas sobre ello. Las mismas fuentes apuntan que “las luchas internas de poder siempre se han dado en las sociedades e Indra es estratégica para el Estado”.

¿OPA EN INDRA? “LA CNMV NO TIENE POTESTAD”

Sin embargo, Buenaventura llegó a señalar que si la SEPI quería el control debería lanzar una opa sobre el 100% del capital tras mostrar su preocupación por el cese de los cinco consejeros. En este sentido, afirmó que se llegó a “poner en peligro” el código de buen gobierno de Indra.

La ley es muy clara en este sentido y la CNMV no tiene potestad para obligar a un accionista con un 25% del capital a lanzar una opa sobre el 100% de la empresa. “La obligación solo se establece en caso de alcanzar o superar el 30%; y no en todos los casos”, han destacado las fuentes consultadas.

En el caso de Lleida.net, la CNMV no sólo trata de tapar a Banco Santander sino que critica y realiza hechos relevantes para cargar contra el denunciante. De hecho, en Lleida.net la CNMV no puede obligar tampoco a su fundador y consejero delegado, Sisco Sapena, a lanzar una opa sobre el 100% del capital pese a ostentar más del 30%. “No hay discusión ni debate posible“, señalan las mismas fuentes sobre las declaraciones de Buenaventura.

LA CNMV APUNTA AL DENUNCIANTE EN EL SANGRANTE CASO DE LLEIDA.NET

Según el reglamento de la CNMV, las investigaciones no se hacen públicas, ni en su apertura ni tampoco en el transcurso. Con Indra se han saltado estos límites sin consecuencia alguna. Una muestra más de que en el caso de Lleida.net hay más sombras que luces aún. Más, cuando no se descarta que se vuelva a judicializar por daños, perjuicios y el cumplimiento del auto del Tribunal Supremo, que obliga a Banco Santander y a la SEPI a recomprar los títulos al mercado y ofrecerlos a Sapena, como se firmó en 2015 y se rubricó en un burofax en 2016 con una palabra demoledora. El propio banco aseguró que la venta a Sapena era “irrevocable“, tal y como publicó este medio.

Asimismo, el papel de la CNMV en el caso muestra el menosprecio del regulador hacia más de 3.000 accionistas, a los que no se ha defendido de unas ventas masivas pese a ser objeto de una causa judicial. Es más, el regulador presionó al entonces asesor registrado de Lleida.net, GVC Gaesco, para eliminar del sistema una comunicación abierta al mercado, tal y como ha podido conocer este medio. Primero se llamó al asesor para abroncarle por la publicación y éste, una vez recibida la advertencia, rompió su contrato con Lleida.net. Todo en ello, en cinco días de infarto en los despachos del regulador.

LAS PRESIONES DEL REGULADOR Y CREDIBILIDAD

La propia firma GVC Gaesco mostró en una carta dirigida a la cúpula de Lleida.net estas “advertencias” de la CNMV como argumento principal para romper toda relación con una empresa cotizada. Desde la CNMV se aseguró antes de publicar dicha información que no hubo presión alguna ni que emitió opinión alguna para tratar de borrar esta denuncia. Una mentira que socava la credibilidad de un supuesto guardián de los intereses de los accionistas minoritarios.

El comunicado inusual de la CNMV en el perfil de una cotizada muestra así una forma de actuar opaca y sin argumentos. Para tratar de esclarecer estos cambios de parecer, este medio se ha puesto en contacto con los canales oficiales. Este silencio demuestra que aún hay dudas sobre toda la actuación registrada contra los accionistas de Lleida.net de dos accionistas de referencia, que no individuales, tal y como recogen los registros, y que además, como tales, ostentaron representación en el Consejo de Administración.


- Publicidad -