viernes, 1 julio 2022 23:58

Cepsa inicia el desmantelamiento de La Refinería de Tenerife, tras más de 90 años de historia

Cepsa ha iniciado oficialmente este lunes el desmantelamiento de la Refinería Tenerife, la primera refinería española construida en Santa Cruz de Tenerife en el año 1930, un proceso a través del cual comienza la regeneración urbanística de un espacio que ocupa unos 500.000 metros cuadrados.

El acto ha contado con la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera; el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres; el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín; el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, y el consejero delegado de Cepsa, Maarten Wetselaar.

La ministra destacó en su intervención el sentido “simbólico” de este día y la dificultad que supone organizar y desmantelar una instalación industrial de estas características, que implica llevar a cabo “procesos complejos” pero también con la “máxima seguridad”.

Teresa Ribera también resaltó que el inicio del desmantelamiento es un hecho “histórico, emotivo y simbólico” que representa un “paso más” hacia la recuperación de este espacio para la ciudad de Santa Cruz y hacia ese proceso de transformación del sistema energético español.

Incidió, además, en que mientras vaya avanzando el desmantelamiento de la planta se irá trabajando al mismo tiempo en los nuevos almacenes de carburantes, de manera que se pueda satisfacer la demanda de las Islas, y se seguirá invirtiendo por parte de Cepsa y el Gobierno de cara a la transformación energética.

La ministra de Transición Ecológica señaló, también, que este acto marca el camino a otras refinerías y grandes plantas industriales que han quedado incorporadas a la trama urbana en otros puntos del país, lo que convierte a la Refinería Tenerife en un “proyecto pionero” que “va por delante de lo que es ya una tendencia en todas partes”.

Por su parte, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, afirmó que el desmantelamiento de la Refinería es un acto “tremendamente aspirado”, fruto de un “duro trabajo” que ha dado lugar a un “hecho cambiante” que pasa por que el futuro del petróleo son las energías limpias.

Ángel Víctor Torres subrayó que el acto de hoy es, sin duda, uno de los “más relevantes” que se vayan a celebrar en los próximos lustros o décadas, pues se está entregando un suelo a la ciudad de Santa Cruz que se va a convertir en un espacio “limpio y modélico” con la participación de todos.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, también coincidió en que hoy es un día importante no sólo para la capital, sino para la Isla; un hecho “largamente esperado” que permitirá que esta actividad industrial se traslade al puerto de Granadilla y deje un espacio “para el Santa Cruz del siglo XXI”.

El alcalde, José Manuel Bermúdez, destacó que hoy es un día “histórico” para Santa Cruz que “abre una puerta” hacia el futuro de la ciudad. Asimismo, puso en valor que hace casi cien años Cepsa apostó por Santa Cruz y que han sido miles las familias que han visto mejoradas sus vidas gracias a la Refinería.

Resaltó, también, que estamos ante el inicio de la transformación urbana más importante que se va a dar en España y, quizás, en Europa. Por ello, hizo hincapié en que este proyecto tiene que ser un “ejemplo” para el mundo y dar lugar a la construcción de una ciudad sostenible, “un reto que debemos afrontar de manera colectiva”.

Por último, el consejero delegado de Cepsa, Maarten Wetselaar, reconoció que el desmantelamiento de la Refinería es un hecho “trascendental” para Canarias y para la historia de la compañía, que con el acto de hoy quiere simbolizar su compromiso con las Islas. Añadió, además, que este proceso servirá para impulsar la transición energética de Canarias y para devolver este espacio a los tinerfeños. Quiso trasladar, también, su reconocimiento y admiración a los trabajadores de la planta, que son los que llevan manteniendo “viva” la Refinería.

DESMANTELAMIENTO POR FASES.

Tras la autorización de los trabajos a finales del pasado enero, la primera fase de actuación comprende la descontaminación del suelo y el desmonte de las unidades no operativas. La siguiente se centrará en el entorno donde se encuentran los tanques de almacenamiento de crudo.

La puesta en marcha de un nuevo parque de almacenamiento en el puerto de Granadilla, para el que Cepsa ya tiene una concesión administrativa y que se espera que sea una realidad en 2025, junto a un mayor uso de otras instalaciones con las que ya cuenta la compañía en la Isla, permitirá el inicio de los trabajos de la segunda fase, que conllevarán la desinstalación de los restantes equipos de la refinería.

El desmantelamiento de la Refinería forma parte del acuerdo entre el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y Cepsa denominado Santa Cruz Verde 2030, a través del cual se iniciará la regeneración urbanística de un espacio que ocupa unos 500.000 metros cuadrados.

A pesar del desmantelamiento de la Refinería Tenerife, cuyos trabajos serán costeados íntegramente por la compañía energética, Cepsa cuenta todavía con otras dos instalaciones de este tipo en la Península: una en Huelva y otra en Gibraltar San Roque.


- Publicidad -