lunes, 4 julio 2022 2:25

Gortázar (CaixaBank) descarta tener una reserva de capital escondida para fusiones y nuevos ajustes

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha asegurado que el grupo no cuenta con ningún tipo de “reserva de capital escondida” para realizar fusiones y adquisiciones y ha resaltado que la entidad tiene una cuota de mercado muy elevada en España y ya está presente donde quiere estarlo, al tiempo que ha descartado que vaya a acometer nuevos ajustes de oficinas o empleo en España y Portugal durante la vigencia del Plan Estratégico 2022-2024.

Así lo ha señalado durante la presentación ante analistas e inversores institucionales del nuevo Plan Estratégico 2022-2024, que contempla la generación de alrededor de 9.000 millones de capital, incluyendo los dividendos (con un ‘pay out’ superior al 50%), un programa de recompra de acciones de 1.800 millones de euros y el exceso de capital sobre el 12%.

CaixaBank se ha marcado el objetivo interno de situar el capital de máxima calidad CET1 entre el 11% y el 12%. Preguntado sobre el motivo por el que contabiliza el exceso de capital por encima del 12% si su objetivo interno está entre el 11% y el 12%, Gortázar ha explicado que esa brecha de un punto porcentual resulta de la diferencia entre el análisis interno de la entidad y el que ha marcado el mercado.

“Aunque estamos cómodos, hay cierto consenso entre los participantes del mercado de que no hemos mejorado suficiente. Vamos a ver la evolución en el futuro y por encima del 12%, tanto a nivel interno como externo, hemos visto que hay una oportunidad clara de distribuir capital”, ha explicado Gortázar.

En esta línea, ha descartado que la entidad esté guardando “una reserva escondida para fusiones”. “Si por algún motivo hiciéramos algo, que diría que es altamente improbable, siempre hemos dicho que si en algún punto hay una operación que tiene sentido tienes que hacerla sobre la base del mercado y que si se necesita capital, hay que ver si los accionistas están dispuestos a proporcionarlo: si no, significa que no tiene sentido”, ha apuntado.

En cualquier caso, el consejero delegado ha afirmado que CaixaBank tiene “una gran cuota de mercado” en España y está presente donde quiere estar. En Portugal tiene una escala menor, pero ha pasado del número 5 al número 4 del mercado en los últimos dos años. “BPI ha aumentado cuota de mercado y, si seguimos así, en los próximos tres años vamos a estar en posición de continuar haciendo esto. Creo que es el mayor refuerzo de valor para los accionistas y no hay reserva escondida”, ha zanjado.

En la rueda de prensa posterior, el presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, ha añadido que el plan no contempla ninguna expansión internacional, solo un gran esfuerzo en CIB en cuanto a la banca corporativa. “Si por expansión internacional entiendes fusión o adquisición, no está contemplado en este plan”, ha asegurado.

HABRÁ MÁS RECOMPRAS DE ACCIONES

Respecto a la distribución del capital, Gortázar ha reconocido que la intención del banco es que la recompra de 1.800 millones de euros anunciada este martes no sea la última, pero la forma en que se podrían repartir los 9.000 millones de euros que espera generar hasta 2024 será una decisión que tomará el consejo de administración en el futuro.

“Hay un ‘pay out’ mínimo del 50% y el resto va a ser decisión del consejo entre pago, recompra de acciones o una combinación de ambas. Tenemos que mantener esa flexibilidad como consejo y creo que es lo correcto desde ese punto de vista. Obviamente, hay ventajas e inconvenientes, hay accionistas que prefieren pagos, otros prefieren esas recompras de acciones que pueden ser más atractivas en algunos momentos (…). Mi expectativa es que será una combinación, que ese programa de recompra de acciones hoy publicado no será el último, o eso espero. Cómo se presenta la distribución final queda por decidir y lo decidiremos cuando llegue el momento”, ha explicado ante los analistas.

NO HABRÁ NUEVOS AJUSTES DE EMPLEO Y OFICINAS

Gortázar también ha descartado que CaixaBank vaya a cometer una reestructuración de costes en el periodo que comprende el nuevo plan estratégico, ni en España ni en Portugal.

“Ya lo hemos hecho, más de 6.500 personas se han ido del grupo, muchas sucursales se han cerrado y no es poco. Hay que verlo como algo muy importante, porque lo hemos hecho en 12 meses, ha sido un gran esfuerzo y nos hemos preparado ahora para los siguientes tres años gracias a ese esfuerzo. Por tanto, es algo que no pensamos que pueda ocurrir en el siguiente periodo”, ha asegurado en la presentación a analistas.

En rueda de prensa, Goirigolzarri ha confirmado ese mensaje y ha asegurado que el canal de distribución del banco, combinando oficinas y canales online, es el que consideran más óptimo para el periodo que comprende el plan estratégico. “Obviamente no podemos hablar de lo que va a ocurrir en 10 años, porque esa es una discusión diferente, pero siendo prácticos, bajando de las musas al teatro, viendo la realidad de estos momentos y proyectando a tres años, ese es el resultado de nuestro análisis. ¿Qué ocurrirá dentro de 4 o 5 años no lo sé, pero sí sé que este es el entorno en el que nos queremos mover en los próximos tres años”, ha afirmado.

El presidente del banco también ha descartado incrementar la “escueta” red de agentes de CaixaBank, pues considera que el banco cuenta con una red propia con suficiente capilaridad como para llegar a todos los segmentos.

PRONTO PARA HABLAR DE REVISIÓN SALARIAL

El Plan Estratégico de CaixaBank para el periodo 2022-2024 pretende unos costes neutralizados tras la fuerte reducción acometida en 2022 por la captura de las sinergias tras la fusión con Bankia

Preguntado sobre las peticiones sindicales de incluir cláusulas de revisión salarial en los convenios colectivos para hacer frente a la inflación, el consejero delegado de CaixaBank ha apuntado que el convenio actual vence a finales de 2023, si bien con el último convenio se llegó a un acuerdo un año después de su vencimiento.

“Yo no tengo la bola de cristal para saber cuál va a ser la inflación, pero creo que tenemos que tomarnos un tiempo y pensar que va a haber acciones clave por parte de los bancos centrales que van a tener un impacto. Nuestro acuerdo es un acuerdo de cinco años y es verdad que llega a su término a finales de 2023 y puede que entonces la situación sea diferente. Obviamente estaremos abiertos al debate y escucharemos lo que nos quieran decir los sindicatos, pero en este momento tenemos un acuerdo firmado hasta finales del año que viene y será entonces cuando tengamos que hablar de 2024”, ha señalado el consejero delegado.


- Publicidad -