viernes, 20 mayo 2022 15:40

Las diferencias entre los alcaldes de Vila-seca y Salou ‘dinamitan’ el ‘proyecto Hard Rock’ en Cataluña

Las diferencias entre los alcaldes de Vila-seca y Salou, en la provincia de Tarragona, están ‘dinamitando’ el ‘proyecto Hard Rock’ en Cataluña, según indican fuentes conocedoras de la posición de la multinacional, con sede en la ciudad de Davie, en Florida (EEUU), que aseguran que la empresa habría dado un ultimátum al proyecto y retiraría su plan de inversión si en este mes de febrero no se aprueba el nuevo Plan Director Urbanístico sobre la zona de actuación que permitiría formalizar la operación.

Las mismas fuentes alertan, según pudo saber Servimedia, que la “inactividad” de la Generalitat puede hacer posible que las pugnas locales dejen perder un proyecto con una inversión de más de 2.000 millones para la zona

El enfrentamiento que, por cuestiones fiscales, mantienen actualmente las localidades de Vila-seca y Salou, junto con las desavenencias entre Junts per Catalunya, ERC y la presión de la CUP podrían paralizar de nuevo el proyecto durante meses, algo a lo que parece ser que nos estaría dispuesto Hard Rock que retiraría su interés por desarrollar una inversión prevista de 2.000 millones para la zona, la mayor inversión privada planteada en Cataluña.

Esta nueva demora se produce tras la modificación exigida por el TSJ de Cataluña del Plan Director Urbanístico y que el alcalde de Vila-seca, Pere Segura, ha aprovechado para defender que supone una afectación en los terrenos del municipio con la exigencia de reequilibrar el acuerdo entre localidades, algo a lo que Salou no estaría dispuesto.

En el Pleno extraordinario del Ayuntamiento de Salou que se celebra hoy se solicita que “se someta a aprobación inmediata el Plan Director Urbanístico del ámbito del CRT donde debe implantarse el proyecto de Hard Rock, para que la presidencia del Consorcio y los representantes del municipio de Salou lo puedan votar a favor». Entre tanto Vila-seca sigue reclamando cambios que no hacen más que seguir retrasando un proyecto ya en la cuerda floja.


- Publicidad -