lunes, 23 mayo 2022 21:54

Lagasca 99 (Madrid), lucha entre multimillonarios latinoamericanos

¿Cuánto cuesta el alquiler más caro de España? ¿Qué perfil puede pagarlo? Según Idealista, el alquiler más caro de un apartamento en Madrid asciende a 16.000 euros mensuales. Quien lo ha arrendado es un matrimonio venezolano dueño de una empresa constructora que ha realizado grandes obras públicas en su país. La vivienda se encuentra en la calle Lagasca 99 (Madrid) y en la misma se localizan numerosas nacionalidades de millonarios procedentes de América Latina.

MILLA DE ORO

Construido hace ya una década en plena milla de oro del barrio de Salamanca, el edificio más exclusivo de Madrid fue diseñado por el prestigioso arquitecto Rafael de La-Hoz y se ubica en la calle Lagasca, 99. Antes de finalizar las obras, la finca ya anunciaba que acabaría convirtiéndose en un mito arquitectónico en Madrid. El objetivo estaba claro: encontrar propietarios capaces de pagar entre 3 y 17 millones por una vivienda. ¿Cómo es la foto de familia de esta comunidad de vecinos? De los 44 propietarios, todos son ricos y la mitad extranjeros: once de México, seis de EE UU, cinco de Venezuela, dos de Colombia y uno de Perú.

Plano de situación. Foto: Alfonso Quiroga

Entre las calles Maldonado y Juan Bravo, se encuentra la joya de la corona. Lagasca 99 está compuesto por apartamentos, dúplex y áticos de entre 275 y 578 m2 con baño individual en cada dormitorio; una piscina exterior de veinte metros de largo y con forma de L en la azotea; un vestíbulo de 650 m2; una piscina, un gimnasio, una sauna y un baño turco bajo el lobby y, para ubicar trastos varios, 156 plazas de garaje y trasteros. Toda una manzana del ensanche madrileño. Planteado en términos que bordean la escala y el uso residencial convencionales, el edificio llama la atención por su monumental fachada de vidrio y la pauta vertical que marcan unos escultóricos fustes de piedra y madera.

la casa del matrimonio venezolano, cuenta con 284 m2 que se reparten en cinco habitaciones

Concretamente, la casa del matrimonio venezolano, cuenta con 284 m2 que se reparten en cinco habitaciones (y sus correspondientes cuartos de baño). Un mes de fianza y dos de garantía son las condiciones de entrada: 56.000 euros a abonar antes de entrar. Con este presupuesto, no es de extrañar que el target de este inmueble sean, tal y como afirma su propietario, ejecutivos y diplomáticos.

UN TARGET DIFERENTE EN MADRID

A partir de diciembre de 2018, Lagasca 99 pasó de ser un proyecto arquitectónico a un símbolo del lujo en plena calle. Como las carteras multimillonarias no suelen verse afectadas por la crisis económico y el edificio era un buen activo de inversión, los promotores tampoco tardaron demasiado en reunir 44 interesados. Y poco se sabía sobre qué perfiles había en esa junta de vecinos hasta que se publicaron los Papeles de Pandora.

los promotores tampoco tardaron demasiado en reunir 44 interesados

Al menos 22 de estas propiedades pertenece a particulares; otras 22, a empresas y otras 15 no se sabe, ya que ocultan su identidad tras sociedades opacas. De las 22 viviendas que tienen una empresa como propietario, casi todas se dedican a la compraventa de inmuebles, están constituidas en Madrid y tienen sede en la misma calle. Pero en el caso de las otras 15, la empresa no tiene actividad ni es la dueña realmente de la propiedad. Esta fórmula solo sirve para ocultar una persona (o, quién sabe, quizá otra sociedad) que reside fuera de España.

Solo cuatro de los propietarios están en España, según el análisis de los accionistas reales. Así, cinco serían sociedades mexicanas cuya información mercantil apenas se encuentra disponible en formato digital; otras dos aparecen registradas en Estados Unidos con nombres de abogados que, en realidad, representan a clientes mexicanos y otros dos propietarios se encuentran en Venezuela y China, aunque desde Lagasca 99 manejan su parte a través de una sociedad neozelandesa.

¿Qué ocurre en esos 13 casos restantes? No es posible rastrear su propiedad, ya sea por que la identidad del comprador aparece en registros donde no es necesario facilitar dicha información o por que están a nombre de un testaferro profesional. Ambos instrumentos constituyen una práctica que, a pesar de no ser ilegal, supone un riesgo real al ser muy utilizada por perfiles que tratan de blanquear dinero o evadir impuestos.

Algunos de los dueños forman parte de la lista de millonarios de Forbes. Es el caso deL COLOMBIANO Jaime Gilinski

Algunos de los dueños forman parte de la lista de millonarios de Forbes. Es el caso de Jaime Gilinski, que figuró por primera vez en el sofisticado ránking en 2013 y ahí permanece casi una década después. ¿Quién es este personaje? El segundo hombre con más dinero de Colombia es banquero y proviene de una dinastía de empresarios judíos que llegaron al país latinoamericano a principio del siglo XX. Su empresa ha sido subcontratada por la constructora Odebrecht, procedente de Brasil, que se vio envuelta en un escándalo de corrupción bastante sonado en América Latina.

¿Y quiénes son sus convecinos? Un magnate del petróleo tejano, Bryan Sheffield; tres empresarios vinculados al Gobierno de Venezuela tras la llegada del chavismo; Tomás Niembro, la mano derecha de Víctor Vargas (conocido por ser el banquero de Hugo Chávez) o el inversor Luis Otero Cervela. Y también vecinos españoles: un poco de aristocracia española de la mano del duque de Lerma (Fernando Larios y Fernández de Córdoba) y el nieto del marqués de Suanzes (Ignacio de la Rocha); el fundador de Pronovias, Alberto Palatchi; el fundador de la Universidad Alfonso X el Sabio o el emprendedor que en 2016 vendió su start-up por casi 150 millones de euros a eBay, Ander Michelena.

Las grandes fortunas ponen el ojo en el madrileño barrio de Salamanca, pero también en zonas como Chamberí o el Centro. Aunque todavía quedan flecos en este asunto teniendo en cuenta que España, según la organización anticorrupción Transparencia Internacional, con sede en Berlín, ha sido especialmente vulnerable al blanqueo de capitales a través del sector inmobiliario. Y ahora que ha sido reconocida como una de las cities más importantes a nivel mundial, más que nunca: ¡de Madrid al cielo!


- Publicidad -