domingo, 3 julio 2022 9:49

BBVA financia con 18 M€ la renovación del hotel de Fuerte Group en Marbella para que consuma menos

Fuerte Group Hotels ha recibido financiación sostenible de BBVA, por un importe de 18 millones de euros, para realizar una reforma en su hotel de Marbella con la que conseguirá reducir en un 30% el consumo de energía primaria no renovable, según han informado ambas partes.

El hotel Fuerte Marbella, construido en 1957, está siendo sometido a una remodelación integral para modificar la envolvente térmica del edificio, hacer más eficientes las máquinas de producción de calor y frío y monitorizar mediante robots el uso de energía, según ha precisado el director general de Fuerte Group Hotels, José Luque, en declaraciones a Europa Press.

Para costear estas obras, tras las cuales el hotel pasará de la categoría de cuatro estrellas a la de cinco, Fuerte Group empleará 56 millones de euros, de los cuales BBVA aporta 18 millones. La certificación de eficiencia energética corre a cargo de un tercero, SGS.

A través de esta operación, la entidad también ofrece asesoramiento a la compañía, basándose en su propia experiencia en sostenibilidad y en los conocimientos de sus técnicos, sobre medidas dirigidas a disminuir el consumo de electricidad, generar energía renovable o reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, según ha señalado Juan Miguel Negri, gestor de financiación sostenible de BBVA.

APOYAR A CLIENTES QUE APUESTEN POR LA SOSTENIBILIDAD

Entre 2018 y junio de 2021, BBVA movilizó 86.000 millones de euros en finanzas sostenibles -instrumentos de financiación relacionados con el medio ambiente, energías verdes y proyectos sociales o de crecimiento inclusivo-, y desde 2018 hasta 2025 prevé canalizar 200.000 millones de euros, el doble de la cifra que anunció inicialmente.

“Nosotros queremos apoyar a empresas que apuesten por la sostenibilidad a nivel de eficiencia energética, de la parte social y de la gobernanza. Acompañar a nuestros clientes hacia un futuro más sostenible, más verde y más inclusivo”, ha indicado Negri.

En el caso del sector hotelero, considera que “la sostenibilidad es un ‘must'”, una obligación, y que “los clientes cada vez lo valoran más”.

Luque, por su parte, ha destacado que en Fuerte Group Hotels –una empresa familiar que tiene establecimientos en varias provincias andaluzas, en Ibiza, Jamaica y México– tienen “la sostenibilidad incorporada en vena”: “Nuestros padres nos inculcaron el respeto a la naturaleza e intentamos aplicarlo en el negocio”.

Según ha explicado, la empresa ha impulsado una campaña denominada ‘Mares limpios’, ha contribuido a la recuperación de un bosque de pinsapos en Málaga y sigue buscando soluciones para ser más eficiente energéticamente; por ejemplo, con la instalación de placas fotovoltaicas.

Además, financia programas sociales en los lugares donde tiene hoteles, contrata a trabajadores locales y ofrece ayudas a sus empleados para guarderías o compra de libros.

CALCULAR LA HUELLA DE CARBONO DE CADA CLIENTE

Fuerte Group Hotels también tiene entre sus planes calcular la huella carbono de cada cliente -las emisiones de gases de efecto invernadero que ha generado con su actividad- para darle la opción de reducir o compensar esa contaminación. Una huella que será menor si, por ejemplo, no exige que le cambien a diario las toallas de su habitación.

“Que no solo exista la cuenta económica, sino también la cuenta de CO2”, ha comentado el director general del grupo hotelero, que, por otro lado, espera que en el futuro haya un sistema de medición homogéneo para que, a la hora de elegir alojamiento, los potenciales clientes puedan comparar los datos de sostenibilidad de los distintos hoteles.

Luque cree que el cliente “necesita visualizar dónde está lo sostenible”. En este contexto, ha señalado que hay un segmento del mercado con poder adquisitivo alto que, ante un hotel que tiene prácticas de sostenibilidad y otro que no las aplica, se decanta por el primero aunque le suponga un mayor coste alojarse en él.

En cualquier caso, considera que, “ahora más que nunca, cualquier proyecto de eficiencia energética es rentable” para las empresas debido al fuerte crecimiento de los precios de la electricidad y el gas. En el mismo sentido se ha expresado Negri, que opina que “el que no lo haga por convicción lo hará por necesidad”.


- Publicidad -