domingo, 22 mayo 2022 6:18

EDP quema carbón ruso en Los Barrios con la connivencia de Europa

La central térmica de Los Barrios (Cádiz), propiedad de EDP, continúa quemando carbón ruso a pesar de las sanciones de la UE sobre la patria de Vladimir Putin. Desde Capitanía Marítima de Algeciras se informa de que el desembarco de carbón ruso, hace un par de semanas, en el puerto está sujeto a la legalidad, ya que esa operación logística no está afectada por las sanciones.

Sin embargo, organizaciones ecologistas como Verdemar, Agadén Ecologistas en Acción o Alianza Verde se oponen a que se compre ningún cargamento más de carbón ruso, para «dejar de financiar a un país que lo utiliza para sufragar la guerra en Ucrania». Incluso han solicitado a la empresa propietaria que cese la compra y han formulado preguntas parlamentarias al respecto.

Verdemar ha revelado que el buque Sivota descargó carbón procedente del puerto ruso de Kavkaz, desde donde se transporta carbón y petróleo crudo procedente del interior del país. Mientras que Alianza Verde denunció que a comienzos de marzo llegó a la Bahía de Algeciras el barco Golden Savannah, procedente del puerto ruso de Taman Anch, con un cargamento de 160.000 toneladas de carbón para Los Barrios.

EDP prevé invertir 550 m€ en reconvertir la central de Los Barrios en un proyecto de hidrógeno verde

La central térmica de Los Barrios se mantiene en funcionamiento a la espera de recibir la orden de cierre. Los ecologistas piden al Gobierno de España que no renueve la concesión para que la térmica siga funcionando, este 31 de marzo de 2022. 

En la actualidad se desconoce el tiempo que estará operativa esta central de carbón ya que, en estos momentos, la electricidad producida en Los Barrios es más barata que la que se produce en las centrales de ciclos combinados de gas, por lo cual es más competitiva que hace unos meses y puede contribuir a reducir el precio de la electricidad.

LAS SANCIONES DE LA UE NO AFECTAN AL SUMINISTRO DE COMMODITIES

Aunque pueda parecer contradictorio, Europa sigue pagando muchos millones de euros cada semana a Rusia por su suministro de gas, carbón, petróleo o uranio. Unos millones que Vladimir Putin utiliza para sufragar la injustificable invasión de Ucrania, que está destrozando el país presidido por Volodímir Zelenzki.

Una cosa es la guerra en Ucrania y otra cosa son los acuerdos energéticos de los países de la UE con Rusia. Europa sigue necesitando de Rusia para calentarse y para generar electricidad y, por eso, cuando se aprobaron las durísimas sanciones de la OTAN y la UE sobre Rusia, se guardaron mucho de incluir en las mismas cualquier factor que pudiera entorpecer los acuerdos de suministro de cualquiera de los países miembro con el país presidido por Putin.

Esto puede parecer aberrante, pero es necesario para evitar el colapso de la economía europea y mantener el estado del bienestar. Por ejemplo, sin el gas ruso miles de alemanes podrían haber muerto de frío este invierno. La situación es extremadamente grave, hasta el punto de que el país germano ha decidido este miércoles declarar la fase de alerta temprana de emergencia de gas, ante la negativa del presidente ruso de cobrar sus exportaciones de esta commodity en otra moneda que no sea el rublo.

La Confederación de la Industria Alemana (BDI) ha calificado de «medida sensata» la decisión del Gobierno y ha asegurado que las empresas «ya están trabajando a toda máquina para sustituir ahí donde sea posible el gas ruso por otros combustibles, como petróleo y carbón». El ministro de economía alemán ha declarado que «estamos en una situación en la que cada KWh de energía ahorrado supone una contribución».

En esta situación, poco se puede hacer, por eso el objetivo de la Unión Europea se ha enfocado en desligarse de Rusia con la mayor celeridad posible, pero habiendo asegurado antes acuerdos con otros países exportadores, como Estados Unidos. A corto plazo resulta imposible dejar de depender de Rusia y, por eso, los diplomáticos europeos tienen que hacer verdaderos malabares para oponerse con fuerza a la guerra provocada por Putin, pero a la vez no enfadar demasiado al ex-agente de la KGB para que no cierre el grifo de sus exportaciones.

EDP INVERTIRÁ 550 MILLONES DE EUROS

EDP, que está actuando bajo la legalidad vigente, se encuentra en el foco de la crítica ecologista, como muchas otras empresas energéticas europeas con contratos con compañías rusas.

La energética  portuguesa anunció en septiembre del año pasado que prevé invertir alrededor de 550 millones de euros en reconvertir la central térmica de Los Barrios en un proyecto para la producción de hidrógeno verde, lo que permitiría abastecer de energía renovable a todo el entorno industrial de la Bahía de Algeciras y del Campo de Gibraltar, incluso su futura exportación por mar a otros países.

Se prevé que la construcción del ambicioso proyecto pueda generar más de 3.000 empleos directos y sea un referente del hidrógeno verde en todo el país.


- Publicidad -