Alibaba

Fue el pasado mes de diciembre cuando las autoridades chinas decidieron investigar a Alibaba acusada de prácticas antimonopolísticas. Según el organismo regulador chino, la Administración Estatal para la Regulación del Mercado, la empresa tecnológica fundada por Jack Ma había impuesto a los vendedores la obligatoriedad de que sus productos debían comercializarse de manera exclusiva en sus plataformas de comercio electrónico. Vendedores como Inditex o Uniqlo. Por tanto, desechaba que pudieran hacerlo en la de los competidores.

“Aunque se han mencionado varias directrices, el área clave en la que se centran los reguladores es si Alibaba ha ejercido una influencia indebida en el uso de su poder de mercado para obligar a los comerciantes a recurrir a la exclusividad”, señala Ramiz Chelat, gestor de Quality Trowth (Boutique de Vontobel AM). Y matiza: “El foco de atención se centrará en los contratos que tiene con las principales marcas de ropa, como Uniqlo o Inditex, donde es cierto que hay cierta exclusividad”.

El analista señala que Alibaba proporciona recursos adicionales a estas marcas en términos de tráfico, promoción y servicios online y offline para justificarla. “Sin embargo, podríamos ver cómo algunos de esos acuerdos pasan a ser menos exclusivos y, por lo tanto, se produce un cambio de cuota de mercado hacia JD en particular”, matiza. JD es una plataforma de comercio chino. La otra es PDD. Ambas tienen una cota de mercado en conjunto del 40%.

“Creemos que la posibilidad de que Alibaba sea nacionalizada en baja. Esta medida sólo haría que fuese menos competitiva y perdiera competitividad frente a JD y PDD. No creemos que ese sea el objetivo de los reguladores”, sostiene Ramiz Chelat.

LA COMISIÓN DE ALIBABA

El porcentaje medio de comisión que cobra Alibaba está en el entorno del 4%. Dicho de otra manera, se puede considerar bajo si se compara con cualquier otra plataforma de comercio electrónico a nivel mundial.

“No creemos que Alibaba esté cobrando de más a los comerciantes en promedio. Además, se trata de algo ventajoso para los clientes ya que obtienen la más amplia variedad de productos a precios atractivos entre los 10 millones de comerciantes disponibles en la plataforma”, argumenta Ramiz Chelat. Y añade: “Según los datos que rastreamos, los comerciantes obtienen, por término medio, un atractivo retorno de la inversión por el dinero que gastan en publicidad”.

Inditex PSOE PP

Inditex logra lo imposible en política: pone de acuerdo a PSOE y PP

Inditex, a mediados del pasado año, dejó muy clara cuál iba a ser su hoja de ruta hasta 2022. La misma se podría resumir...

La pregunta que surge es qué pasaría si, finalmente, Alibaba fuese nacionalizada. “Sería menos eficaz en sus objetivos publicitarios, ya que sería menos innovadora. Por tanto, el retorno de la inversión de los anunciantes sería más débil, lo que también sería contraproducente para lo que el regulador quiere conseguir”, concreta el analista de Quality Trowth.

Desde que la Administración Estatal para la Regulación del Mercado abrió la investigación, las acciones habían caído un 18%. La aparición de su fundador, del que no se sabía nada desde el pasado mes de octubre, relanzó su precio un 8,5%. Conviene recordar que el Gobierno chino paralizó la salida a Bolsa de Ant Group en noviembre, la filial de servicios financieros digitales de Alibaba. Un paso más del Gobierno chino en su lucha contra las prácticas monopolísticas de los gigantes tecnológicos.