El director general de Hostelería Madrid, Juan José Blardony, ha calificado de “negativo” el adelanto del cierre de establecimientos a las 22 horas por parte del Gobierno regional, algo que estima que supondrá un impacto del 25% menos de facturación.

“Tenemos que valorar negativamente esta nueva medida por parte de la Comunidad de Madrid. Supone perder las cenas para establecimientos, perdemos el consumo desde las 22 horas y supone un impacto negativo para nuestras empresas, restaurantes, cafeterías y bares”, ha trasladado Blardony en declaraciones remitidas a los medios.

Ha asegurado que entienden que la situación sanitaria es “complicada” por el alto número de contagios, pero ha recordado que la hostelería es un entorno “seguro”. Por eso, espera que esta medida esté el tiempo “mínimo” imprescindible para que se recupere la situación sanitaria.

“Necesitamos trabajar, prestar servicios. Esperamos que sean revisadas estas medidas en 15 días y podamos volver a presentar estos servicios de cenas”, ha zanjado.