lunes, 20 septiembre 2021 6:28

¿Cuánto te costará adaptar tu nuevo negocio a la lucha contra la Covid-19?

Si hace poco que has puesto en marcha tu negocio, o vas a hacerlo en los próximos meses, a las preocupaciones y gastos que tradicionalmente van asociados a emprender debes sumarle ahora todo lo relativo a la adaptación de tu oficina o de tu local abierto al público a las medidas de prevención de la Covid-19.

La pandemia ha cambiado notablemente la forma de relacionarnos entre nosotros y también con nuestro entorno. La limpieza y la desinfección son ahora más importantes que nunca, y a ello hay que sumar la presencia en lugares públicos de elementos como mamparas de separación o barreras de seguridad.

¿Qué medidas debes adoptar en tu negocio?

Se dividen básicamente en tres. Medidas de prevención del contagio, medidas de protección de los empleados y/o clientes y medidas de higenización.

Las medidas de prevención son todas aquellas que se adoptan para intentar reducir el riesgo de contagio y, por tanto, pueden ser muy variadas. Una de las más habituales es implantar el teletrabajo de forma total o parcial.

Como emprendedor debes tener en cuenta que ahora contamos con una nueva legislación sobre trabajo en remoto y que si tus empleados van a trabajar regularmente desde casa (una media de un 30% de las jornadas semanales), tú debes dotarles de todos los medios necesarios para que puedan trabajar. Esto implica, como mínimo, una silla ergonómica, una mesa y un equipo informático.

Si además de tener a empleados trabajando en casa también mantienes a empleados trabajando en la oficina, entonces tienes que multiplicar los gastos prácticamente por dos. No solo tienes que equipar el centro de trabajo, también a los empleados que están trabajando en casa. Por lo que quizá te compense más implantar el teletrabajo en el 100% de las jornadas y ahorrar así costes al no tener que disponer de un establecimiento u oficina.

emprender negocio

También hay otras medidas de prevención como la realización de PCR a los empleados (esto no es obligatorio, pero en ciertos casos es muy necesario) o la reorganización de la jornada para que no se junten tantas personas en el centro de trabajo.

Las medidas de protección implican invertir en elementos que previenen el contagio. Por ejemplo, mamparas protectoras entre los diferentes puestos de trabajo, delimitación de aforos en los espacios comunes y equipos de protección individuales como mascarillas o geles hidroalcohólicos.

El gasto en medidas de protección es todavía mayor si tienes un negocio abierto al público, puesto que no solo debes establecer medidas para proteger a tus empleados sino también para proteger a los clientes.

Por último están las medidas de higienización, que hacen referencia a la limpieza de puestos de trabajo y espacios comunes, que ahora debe ser mucho más exhaustiva y realizarse con más frecuencia. Esto implica un mayor gasto tanto en personal de limpieza como en productos de higienización. Nuevamente, el gasto es todavía mayor si es un establecimiento abierto al público.

¿Cuál es el coste medio de adaptar un negocio?

Lo que tienes que gastar en adaptar tu negocio depende mucho de la actividad a la que te dediques, dónde se lleve a cabo y el número de empleados que tengas. Pero la media está en unos 3.000 euros para una empresa con cinco empleados.

Para un negocio que acaba de empezar su andadura un gasto de este tipo es bastante elevado, por lo que antes de hacer nada hay que planificar muy bien las medidas que se van a llevar a cabo para intentar así ajustar el presupuesto lo máximo posible, pero sin que esto suponga un descenso en la calidad de la protección a los empleados y/o clientes.

Una vez que se conoce más o menos el coste, conviene reajustar el presupuesto para buscar partidas de dinero que puedan sacarse de otros gastos planificados que no sean totalmente indispensables y se puedan dejar para un momento posterior. Lo que intentamos así es no tener que recurrir a financiación externa para asumir el coste de la adaptación del negocio a la prevención y protección frente a la Covid-19.

adaptacion negocio

Invertir en transformación digital como medida para plantarle cara a la crisis

La pandemia ha provocado una crisis sanitaria que, a su vez, ha provocado una importante crisis económica. Tanto es así que muchos negocios llevan ya algunos meses buscando alternativas para poder sobrevivir en un entorno tan complicado.

No son pocos los que dentro de su presupuesto para adaptarse a la nueva normalidad han incluido una partida dedicada exclusivamente a la transformación digital, porque en la mayoría de los casos la digitalización es la mejor manera de proteger a trabajadores y clientes del virus y además aumentar la rentabilidad.

En este sentido, los emprendedores están llevando a cabo inversiones en nuevos software de trabajo que faciliten el trabajo en remoto, la creación de webs corporativas de la máxima calidad, refuerzo de la atención al cliente en remoto e incluso la venta directa de productos y servicios online para complementar la venta física.

Este tipo de medidas tienen un coste elevado, por lo que no conviene implementarlas todas a la vez. Es bueno hacerlo poco a poco y permitir así que tanto quien está al frente del negocio como sus clientes y sus empleados se adapten a los nuevos cambios.

problemas emprendedores

La adaptación del negocio tiene un coste, pero también ofrece beneficios

Hay muchas formas de adaptar un negocio a la nueva situación, ya sea instalando mamparas entre los puestos de trabajo o implantando un sistema de teletrabajo. Cualquiera de las medidas adoptadas tiene un coste extra que hasta hace unos meses ningún emprendedor tenía que asumir, lo que supone hacer nuevos ajustes en el presupuesto o aumentar la cantidad de dinero que se necesita para financiar la puesta en marcha del proyecto.

En cualquier caso, lo que hay que tener en cuenta es que esto nunca es dinero “perdido”. La protección de la salud de las personas no es algo a lo que se le pueda poner precio. El emprendedor debe poner todo de su parte para que tanto sus empleados como sus clientes se sientan seguros en su negocio. Además, si parte de las medidas implantadas están relacionadas con la transformación digital, esto supone ganar una ventaja competitiva que se traducirá en más ingresos.


- Publicidad -