viernes, 9 diciembre 2022 23:23

Este es el tratamiento de Mila Ximénez para ganar la batalla al cáncer

La televisiva Mila Ximénez anunciaba hace unos días que le habían diagnosticado un cáncer de pulmón. Lamentablemente, la presentadora está demasiado familiarizada con esta enfermedad, ya que sus tres hermanos han pasado también por ello. Todos ellos han conseguido recuperarse y ahora le toca a Mila emprender su propia batalla. La noticia la recibió después de acudir a una revisión por fuertes dolores de espalda. Tras realizarle una resonancia se le detectó un tumor en uno de sus pulmones. Tras el ’shock’ inicial, Mila ha recobrado el ánimo y la fuerza para enfrentarse a la enfermedad, con miedo, pero con todo el optimismo posible.

El pasado viernes la colaboradora acudía al hospital para comenzar su tratamiento. Este consistirá en sesiones de quimioterapia e inmunoterapia, pues según ha explicado, el tumor está localizado, pero algunas ramificaciones no están del todo controladas. La primera sesión de Mila Ximénez inicia con quimio, tras la cual deberá hacerse una prueba específica para comprobar cómo están reaccionando las células cancerígnas. Los efectos secundarios son muy incómodos y pueden ser náuseas, vómitos y caída del pelo. Aunque a veces, colocando un gorro frío a los pacientes, esto se puede evitar.  El tratamiento tendrá lugar en el Hospital de la Luz en Madrid, de donde la veremos entrar y salir con frecuencia durante los próximos seis meses. La presentadora se muestra fuerte y asegura que va a tratar de hacer una vida normal porque no quiere que le traten como a una persona enferma. Si puede, continuará trabajando mientras recibe el tratamiento para su cáncer de pulmón. 

UNA VIDA LLENA DE ALTIBAJOS

He salido de cosas peores. El cáncer no va a poder conmigo’, ha dicho Mila Ximénez. Y es que su biografía está plagada de momentos muy difíciles, aunque también de grandes éxitos en lo personal y lo profesional. La colaboradora lleva muchos años formando parte de la prensa rosa, gracias a su ajetreada vida sentimental con varias relaciones tormentosas, complicadas y apasionadas. Tuvo a su hija Alba con el tenista Manolo Santana, con quien disfrutó de la vida marbellí junto a la jet set de la ciudad. Cuando se produjo el divorcio Mila se vino abajo y entró en un bucle que la dejó en la ruina y la llevó a vivir de habitación en habitación, e incluso dormir en su coche. En los años 90 tuvo un periodo de pasión, sexo y drogas que también le hizo perder el norte. 

Mila Ximénez tiene una hija y varios nietos a los que adora y que son el motor de su vida y de su lucha contra la enfermedad. Para pasar todo el tiempo posible junto a ellos, ha explicado que ha decidido alquilar una casa en Marbella para poder viajar entre sesión y sesión, con el consentimiento de su doctora. “Os juro por mis nietos que voy a salir adelante. ¡Voy a salir de esta! Jamás le he roto a mi hija un juramento”, así de vehemente se expresaba la colaboradora. 


- Publicidad -