viernes, 6 agosto 2021 5:49

Aeropuerto de Barajas: “Esto ha sido un caos, nadie usaba mascarilla”

El personal de seguridad del aeropuerto de Madrid tiene claro que no se han tomado las medidas de prevención necesarias, ya que hasta este domingo no ha sido obligatorio el uso de mascarillas y guantes. Solo se tuvo más control en los lugares de conexión entre vuelos.

“Abajo si, arriba no” comenta un trabajador a MERCA2. Arriba es la zona donde los pasajeros con origen Madrid cogen los vuelos. Y abajo es el filtro de conexiones, es decir, donde la gente hace escalas.

Las medidas han sido “escasas desde el principio, esto ha sido un caos”. Cuando empezaron a conocerse los primeros casos en China, nadie hizo nada. Según iban subiendo los casos, se recomendó a los trabajadores que empezaran a usar mascarillas “pero solo en la zona de conexiones de la T4, Satélite y en T1- Sala2”, los tres sitios de escala, donde la gente viene de un sitio y va a otro.

Sin embargo “no todo el mundo se la ponía, de hecho nadie la usaba”. El procedimiento era el siguiente, el trabajador firmaba un papel donde decía que había recibido la mascarilla “pero era voluntario y había gente que no se la ponía”. Después empezaron a cancelarse vuelos desde China y solo era obligatorio tenerla puesta cuando llegaban vuelos de Hong Kong. Y así se hizo hasta el domingo.

TODO CAMBIÓ EL DOMINGO

Tras declararse el Estado de Alarma, se pusieron medidas. Empezaron a dar guantes especiales y mascarillas a todos los trabajadores. “Por cierto, las mascarillas hay que lavarlas en casa porque no son desechables”. Cuando acaba el servicio, cada trabajador debe tener dos bolsas, una donde llevan la mascarilla para lavarla en casa y otra para que al día siguiente la lleven (ya limpia) de vuelta al aeropuerto.

“La vieja la tenemos que llevar allí y desecharla” después, vuelta a empezar. Cundo empiezan a trabajar les dan guantes nuevos y otras dos bolsas. Otra de las cosas que ha cambiado en estos últimos días es que, en las zonas de conexión entre vuelos, ahora el personal de seguridad tiene que intentar que los pasajeros mantengan un metro de distancia.

También ha aumentado la presencia policial en el aeropuerto de Madrid, instando a los acompañantes de las personas que van a volar a que abandonen el aeropuerto. Y por otra parte, los auxiliares de seguridad ahora tienen “la obligación” de pedir a los que van a pasar el control de seguridad que se quiten los objetos metálicos, para que “no piten” en el control de seguridad y no haya contacto entre el pasajero y el vigilante de seguridad.

Con todo, van notando que se reduce el número de vuelos. Especialmente los nacionales y entre ellos los de Iberia. “Pero de British Airways sigue habiendo bastante, hace dos días había mucha gente para la que tenemos encima” añade. Y recuerda “días atrás, veíamos que no bajaba el flujo de gente”, algo que producía “mucha angustia”, porque estaban en contacto constantemente con posibles afectados

Pese a todo, reclama que todavía hay cosas que se pueden hacer. Por ejemplo, explica que a la hora de desayunar “todos acuden a un cuarto diminuto”, donde no hay distancia de seguridad, ni mascarilla.

UN ERTE Y MENOS HORAS

Unos 1.500 trabajadores del aeropuerto de Madrid Barajas y Las Palmas pueden perder su trabajo. Su contrato pertenece a Ilunion y esta empresa ya ha anunciado un ERTE. Sin embargo, como otros muchos trabajadores de otras empresas no saben a cuántos va a afectar.

De momento, la empresa les ha recortado a todos las horas extra. Por ejemplo, a los que hacían 170 horas les han quitado 4. A los de 180, les han quitado un día y al resto le han reducido dos horas cada día. Pero aclara “todo el mundo está haciendo el cómputo mínimo”.

El pánico de los últimos días ha llevado a otros compañeros a pedir vacaciones porque no querían estar ahí. “Hemos estado muy expuestos y no fue hasta el domingo cuando empezamos a ponernos las mascarillas obligatoriamente” concluye.


- Publicidad -