jueves, 21 octubre 2021 22:59

A Riu le flaquean las piernas tras comprar el Edificio España y creará un cuatro estrellas

“Un acto de confianza o de locura”. La consejera delegada de la cadena Riu Hotels, Carmen Riu, no sabe cómo definir la compra del Edificio España. De lo que sí está convencida es de los detalles del edificio y su distribución.

Después de especulaciones y suposiciones sobre las características de la, próximamente, joya de la corona Riu en España ya se conocen detalles muy importantes. El primero de ellos es que no va a ser un hotel cinco estrellas. Será un cuatro estrellas superior que se destinará, principalmente, al turismo de ocio.

Con estos datos Riu ha desmentido las filtraciones que recientemente han salido a la luz en las que se dice que el hotel destinaría su oferta a clientes de ocio y negocios. Concretamente, ha explicado que no contempla albergar turismo “business”, aunque sí contará con salas de conferencias.

La empresa balear comenzará este mes de junio con las obras de remodelación y adecuación del emblemático edificio madrileño. Quiere hacerlo cuanto antes para que el hotel pueda comenzar a funcionar correctamente a principios de 2019.

Muchos de los datos que rodean el hotel Riu Plaza Madrid son todavía una incógnita. La propia Carmen Riu no ha querido dar muchos detalles porque, como ha afirmado, todavía es pronto para hacerlo y espera contar con más datos en tres o cuatro meses.

El Hotel Riu Plaza Madrid será un cuatro estrellas superior

En realidad, todo lo que rodea al hotel es un interrogante. Primero, Wanda vendió el Edificio España al grupo Baraka por 272 millones de euros. Fue después de ello cuando Riu entró en escena para recomprarlo por una cantidad que no ha visto la luz.

Lo que sí se sabe es que contará con más de 600 habitaciones, entre las que se incluyen suites de lujo – ubicadas en las plantas 10 y 11 -, y una suite presidencial de 135 metros cuadrados. Esta última se ubicará en una de las plantas más altas del edificio, en la 19, desde la cual ofrecerá unas maravillosas vistas de la ciudad. Pero las características de la nueva joya de la corona no terminan aquí. Para hacerlo todavía más espectacular, instalará una pasarela de vidrio sobre el vacío que será nada recomendable para personas que padezcan vértigo y dos piscinas con vistas a la Gran Vía y Plaza de España.

Como todo hotel, la mayoría del espacio estará ocupado por habitaciones. Sin embargo, la demanda de experiencias lleva también a la empresa a incorporar otros servicios de gran atractivo como un centro comercial de 15.000 metros cuadrados por el cual ya ha mostrado interés Galerías Lafayette, terrazas con Chill-out, un gimnasio y dos Sky Bar de 1.500 metros cuadrados abiertos a todo el público.

La cadena hotelera ocupará 24 de las 27 plantas con las que cuenta el edificio España. En la planta baja instalará un lobby del bar, un gastrobar y las dos recepciones que los clientes tendrán para acceder al interior del hotel. Sí, dos: una para huéspedes y otra aparte para acceder a la zona de eventos. Precisamente estas últimas salas se distribuirán entre el tercer y el sexto piso y sumarán un total de 11.000 metros cuadraros para albergar eventos, conferencias y restaurantes.

De incorporar al hotel todas estas características, los 400 millones de euros que la compañía invertirá podrían quedarse cortos. Será el séptimo Hotel Riu Plaza de la compañía y el primero en nuestro país. La cadena ya cuenta con hoteles de esta categoría en Guadalajara (México), Miami, New York, Berlín, Panamá y Dublín. Su apertura supondrá un incremento de los beneficios de su marca urbana en torno a un 6%.


- Publicidad -