La firma de moda sueca se ha convertido en una de las grandes alternativas de Primark. Si bien es cierto que los precios de la ropa en H&M es más cara que en su rival londinense, la calidad de sus acabados, además del estilismo que ofrece, ha hecho que la conocida cadena de tiendas de moda y complementos se haya convertido en todo un referente en el sector.

Si a esto le sumamos iniciativas tan interesantes como vender ropa usada en su canal online, o las constantes colaboraciones con diseñadores de alto nivel, han encumbrado a la compañía a lo más alto del sector. Sí, Giambattista Valli ha sido el último en preparar una línea de ropa para H&M, pero no es el único.

Karl Lagerfeld

 Karl Lagerfeld posando

En 2004 H&M consiguió dar un golpe sobre la mesa consiguiendo su primera colaboración con un gran diseñador. Y, si tenemos en cuenta que era Karl Lagerfeld, el director creativo de Chanel, el encargado de dar vida a esta nueva colección, el boom fue espectacular.

Aunque la colaboración entre el reconocido diseñador alemán y la firma sueca no acabó precisamente bien. La firma de Karl, junto a la línea con tonos blanco y negro inspirada en su look, fueron un boom, haciendo que se agotaran rápidamente todas las unidades.

¿El problema? Que Lagerfeld consideró que habían hecho muy pocas unidades aposta. Y el hecho de que lanzaran tallas grandes, cuando el modista había creado esta colección para “gente delgada”, tampoco le hizo demasiada gracia.